Querétaro, Qro. La reducción de recursos federales del sector turismo, la eliminación del Consejo de Promoción Turística de México (CPTM) y la presencia de sargazo en el Caribe mexicano son componentes que incidirían en una baja de la actividad turística del país, especialmente en el turismo internacional, expuso Enrique de la Madrid Cordero, exsecretario de Turismo federal (puesto que ejerció en la pasada administración).

La situación que viven las playas de Quintana Roo es un problema grave, que impactaría en la recepción de extranjeros, ya que la región del Caribe capta hasta 50% del turismo internacional que recibe el país, dijo.

Contextualizó que el turismo internacional muestra una tendencia a la baja en el ritmo de crecimiento, ya que al avance de este año reporta una variación anual de 1.6%, mientras que en el 2018 rondó en 6%, y en el 2017 fue de 11 por ciento.

El sargazo es un foco rojo para el sector turismo, afirmó el exfuncionario federal, tras asegurar que en el proceso de entrega-recepción se alertó a la presente gestión de las implicaciones que traería el arribo de esta alga a las playas mexicanas.

Durante el último año del anterior gobierno, entre recursos estatales y federales se erogaron aproximadamente 300 millones de pesos para atender la contingencia, añadió. Sin embargo, refirió que el tratamiento de esta problemática demanda mayores partidas de recursos.

De la Madrid Cordero sostuvo que se deben destinar recursos tanto a la contención del problema como al estudio de alternativas de uso.

“Ya todo mundo sabe que aquí hay sargazo. Es un problema muy grave. Es tan grave que no es que tenga una solución, es como el cambio climático, tiene maneras de mitigarse. No hay nada de corto plazo, más que ayudar a limpiar y sacarlo de la playa. Pero imagina la cantidad de dinero para un empresario (...) Se ha vuelto un costo se operación (...) Es un problema grande que nos va a costar mucho dinero como país”, declaró.

Asimismo, es un problema complejo, dado que no se ha generado en el país, sino que se trata de algas que aparentemente provienen de Brasil, aunado a que han llegado cantidades mayores a las estimadas, argumentó.

Expuso que en abril, en Cancún y en la Riviera Maya, se reportó una caída de 5 puntos porcentuales en ocupación hotelera, mientras que algunas categorías de hoteles están por debajo en 10 puntos porcentuales que el año anterior. A esto se suma una baja de 15% en los ingresos turísticos en relación con el año anterior.

“Tuvimos seis meses de transición, seis meses donde informábamos que éste era de los temas más graves, seis meses donde les informamos que no había que quitar el CPTM, que éste era de los problemas más graves. No cierras la agencia de relaciones públicas en el momento de la crisis de seguridad y del sargazo”, pronunció.

Vertientes de investigación

En este escenario, Enrique de la Madrid comentó que para atender el tema también se deberán analizar vertientes de investigación para identificar fines productivos del alga.

“Cancún es un gran problema para el país si no lo resolvemos, porque genera divisas, empleo, crecimiento económico y es parte de la imagen de México en el mundo”, expresó.

A este panorama se suma la reducción presupuestaria en la Secretaría de Turismo federal, lo que a la vez limita que se asignen convenios con las entidades para desarrollar infraestructura en materia turística, añadió.

Para atender esta coyuntura, la actual administración presentó el programa Operación Sargazo 2019, que contempla una bolsa de 52 millones de pesos, que consiste en construir cuatro sargaceras, la compra de una barredora, la adquisición de barreras de retenciones de sargazo, y otros materiales y equipo de apoyo.

[email protected]