Guadalajara, Jal. Para que Jalisco cuente con un suministro energético seguro, de calidad, sustentable y a costos competitivos, el gobierno de la entidad presentó el Plan Estatal de Energía (PEE) Jalisco Recargado.

De acuerdo con la Agencia Estatal de Energía, Jalisco es deficitario al producir apenas 20% de la energía que consume, por lo que, a través del PEE, la entidad proyecta ser autosuficiente y convertirse en referente nacional en generación de energías renovables.

“Con esta política queremos contribuir al logro de los objetivos planteados en la COP21 en la agenda de cambio climático y, sobre todo, queremos contribuir desde el ámbito de nuestra competencia, a dar certidumbre a las inversiones públicas y privadas que permitan potenciar el desarrollo económico del estado”, comentó el gobernador Enrique Alfaro Ramírez.

El PEE está enfocado en cuatro grandes vertientes. La primera se refiere al suministro de hidrocarburos (gasolina, diésel, gas natural y gas LP, turbosina y biocombustibles).

La segunda se refiere al suministro eléctrico a través de la generación de energía eléctrica a gran escala, suministro calificado y movilidad eléctrica.

La tercera está relacionada con la eficiencia energética, tanto en edificaciones como en servicios públicos y en la industria.

En tanto, la cuarta vertiente se enfoca al desarrollo energético sostenible a través de la transición energética, movilidad sustentable, compras de gobierno de energías limpias.

Con las estrategias e inversiones proyectadas en el PEE, la entidad prevé contar con un inventario de 10 días de almacenamiento de hidrocarburo, toda vez que actualmente es de apenas tres días, según señaló el mandatario.

“Estamos apostándole a la seguridad energética porque tendremos más días para actuar ante cualquier situación, que si nos cierran el ducto, que si hay complicaciones con los trenes”, dijo, por su parte, el director de la Agencia Estatal de Energía, Bernardo Macklis.

Detalló que 53% de los hidrocarburos que consume Jalisco está concentrado en el área metropolitana de Guadalajara, por lo que un aspecto prioritario a considerar en el PEE es el almacenamiento.

Actualmente, el hidrocarburo que consume Jalisco es suministrado desde Salamanca, Guanajuato, y almacenado en las plantas de Petróleos Mexicanos El Castillo, ubicada en El Salto, y Satélite en Zapopan, además de una planta de almacenamiento recientemente construida por el sector privado en el municipio de Lagos de Moreno.

Indicó que el estado también promoverá el consumo de gas natural y LP como alternativas de transición al uso de energías limpias en sustitución de combustibles líquidos.

Comparación

Durante la presentación del PEE, Alfaro Ramírez precisó que, no obstante que en el 2019 Jalisco produjo el doble de empleos que Nuevo León, esa entidad consume 12 veces más gas natural que Jalisco, cuyo consumo mensual asciende a 100 millones de metros cúbicos del energético.

En tanto, el titular de la Secretaría de Desarrollo Económico, Ernesto Sánchez Proal, destacó que como parte del PEE el estado creó un suministrador calificado que, con la aprobación de la Comisión Reguladora de Energía, se podrá ingresar al mercado eléctrico de mayoristas con precios competitivos.

estados@eleconomista.mx