La nueva licitación del Tren de Alta Velocidad (TAV) México-Querétaro no generará afectaciones mayores, dado los tiempos que consideró la autoridad federal para la segunda convocatoria, y abrirá el proyecto a más competidores, aseguró Federico Hernández, socio de Finanzas Corporativas e Infraestructura de KPMG en México.

Sí, sería difícil negar o tratar de obviar que un fallo que ya se había dado a un concursante, que lo revoque no es algo común; sin embargo, por las causas por las que el presidente determinó para revocarlo, que fue para darle más transparencia, sobre todo para que entren más concursantes al proyecto, es en beneficio de todos , aseguró.

Hernández indicó que si bien la revocación de la licitación pasada implica un retraso en la constru-cción de la obra -ya que se darán seis meses al menos a partir de que se lance la nueva convocatoria- los constructores locales pueden ajustar sus proyecciones y planear mejor su participación.

Hay un diferimiento no sólo en la construcción del proyecto, sino en la infraestructura adyacente que se tenía considerada, pero yo espero que solamente sea un diferimiento de esta inversión y continúe , agregó.

Refirió que no habrá un impacto considerable, ya que el proyecto apenas se había licitado y se comenzaba a atender todo el aspecto técnico, como el derecho de vía, por lo que los empresarios que buscaban participar en las obras complementarias tampoco tenían sus propuestas en lo inmediato.

Previamente, la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción en Querétaro advirtió una afectación de 1,500 millones de pesos en las obras alternas al TAV, debido a la revocación.

No es que fueran a comenzar inmediatamente la construcción o al día siguiente, creo que tienen que tener un poco más de visibilidad de ver todo el tema del paso, de la ubicación, para que puedan planear , mencionó el socio de KPMG.

Convocatoria peleada

Hernández anticipó que habrá una convocatoria atractiva, debido al número de empresas interesadas en participar.

Para atender dicho proceso de licitación, expresó, las autoridades federales son asesoradas por expertos para evaluar las propuestas desde el punto de vista técnico, legal y financiero.

lucero.almanza@eleconomista.mx