Monterrey, NL. El sector manufacturero estatal está saliendo de la crisis de manera diferenciada. Mientras entidades como Aguascalientes, Puebla, Coahuila y Guanajuato, tuvieron desplomes sin precedentes en el PIB manufacturero en mayo de 2020; y las entidades con el mayor PIB manufacturero del país son: Nuevo León, Estado de México, Jalisco y Coahuila, quien se mantuvo en cuarto lugar a pesar de esta caída, indicó un análisis de CIAL Dun & Bradstreet.

“En la mayoría de las entidades se observan importantes repuntes manufactureros en lo que va del año. Actualmente, 15 de las 32 entidades reportan niveles de producción manufacturera por arriba de la pre pandemia”, señaló el Monitor Económico y de sector regional de CIAL Dun & Bradstreet, proveedor de datos y análisis de negocios de América Latina y el Caribe.

El Producto Interno Bruto (PIB) manufacturero de Nuevo León, significa alrededor del 27% del total nacional y tiene un valor de más de 25,000 millones de dólares (cifra de 2019 del Inegi), mencionó.

“Este sector estatal (en Nuevo León) retrocedió 40% anual en el peor momento de la crisis en mayo del 2020, (debido al cierre de actividades no esenciales); en mayo de este año repuntó 68.4% anual y ya está 4.5% por arriba del nivel (alcanzado) en febrero de 2020. Es una entidad eminentemente manufacturera y ha aprovechado la cercanía con el mercado norteamericano”, explicó.

El PIB manufacturero del Estado de México alcanzó 21,000 millones de dólares, lo que representa cerca del 20% de las manufacturas nacionales, y su peor caída fue de 26.1% anual en mayo de 2020. Logró rebotar 31.4% anual en mayo de 2021 y ahora su nivel es similar a la pre pandemia.

“Ambas entidades están listas para reiniciar su expansión manufacturera, aunque en este año su proceso de recuperación se ha estancado en términos relativos. Como les pasa a muchas industrias, parte de este ‘estancamiento’ tiene que ver con la escasez de algunos insumos a nivel mundial, en especial los chips o semiconductores”.

“La crisis del año pasado afectó la cadena de suministro, generándose un desbalance entre una creciente demanda por insumos y bienes finales contra la producción”, detalló el análisis.

Las manufacturas de Jalisco fueron afectadas medianamente por la crisis provocada por la pandemia. Desde entonces, su producción se ha recuperado y actualmente su nivel es equivalente al de la pre pandemia.

En cambio, en Coahuila, que es la cuarta mayor entidad manufacturera del país por el tamaño de su PIB, su caída fue alrededor del 50% en el peor momento de la crisis y actualmente está al 5% de recuperarse por completo de esta contracción. 

La producción manufacturera de Coahuila como porcentaje del PIB estatal, ocupa el primer lugar nacional con 41.7 por ciento.

“Sin embargo, en los meses recientes (Coahuila) está observando un descenso en su producción, por lo que su salida completa de la crisis tendrá que esperar algunos meses más”, previó el estudio.

Desplomes

La parálisis del año pasado (en abril y mayo) hizo que las manufacturas de algunas entidades sufrieran desplomes sin precedentes, como Aguascalientes, Puebla, Coahuila y Guanajuato, entre otros.

Las manufacturas de Aguascalientes, cuyo PIB del sector suma 5,218 millones de dólares, sufrieron el mayor desplome del país, con -64.9% anual en mayo de 2020, observando en el mismo mes de este año un rebote de 151.9% anual. A pesar de ello, su nivel de producción aún no logra salir de la crisis, ya que está 6.8% por debajo del mes de febrero del año pasado, argumentó.

En Puebla, sus manufacturas se desplomaron -63.1% anual en mayo de 2020 y en este año repuntaron 161.5% anual, en el mismo mes. Su valor del PIB manufacturero es de 10,473 millones de dólares y ocupa la novena posición a nivel nacional.

“A pesar de esto, su nivel está aún 9.0% por debajo de febrero de 2020. Los rebotes de Aguascalientes y Puebla no han sido suficientes para superar la crisis, por lo que tendrán que esperar al menos un semestre para dejar esta condición y reiniciar su proceso de expansión”, estimó.

La firma mencionó que la expectativa de que la manufactura sería uno de los sectores que saldrían más rápido de la crisis, está ocurriendo a nivel nacional y en las entidades federativas.

La producción manufacturera nacional repuntó 48.6% anual en mayo, revelando el efecto estadístico de la caída de 35.2% anual de mayo de 2020. Con este rebote, el nivel de producción manufacturera del país está cerca de dejar atrás la crisis y se ubica solo en 1.2% por debajo de febrero de 2020, previo a la pandemia, enfatizó CIAL Dun & Bradstreet.

kg