Guadalajara, Jal. La edición 75 de Intermoda, y las dos ediciones previas que se realizaron durante el 2020 en medio de la pandemia de Covid-19, son muestra del compromiso del sector textil-vestido y de la industria de reuniones por impulsar la reactivación económica de Jalisco, afirmó el coordinador estratégico de Crecimiento y Desarrollo Económico del estado, Alejandro Guzmán Larralde.

En el marco de la inauguración de Intermoda, la exposición de negocios de la moda más importante de Latinoamérica, el funcionario estatal destacó que la industria del vestido aporta 3% del Producto Interno Bruto (PIB) en la entidad, mientras que todo el sector de la moda (vestido, calzado, joyería, servicios) representa una aportación al PIB de 5 por ciento.

“Esta industria se coloca entre las 10 más importantes del estado. Es muy relevante considerar las numerosas cadenas de valor que se generan (con esta exposición). Por ejemplo, la derrama económica que generan expositores y visitantes quienes por cada peso que gastan en la exposición, generan 10 pesos en hoteles, transporte, restaurantes, souvenirs, etcétera”, detalló Guzmán Larralde.

Destacó asimismo las inversiones que tanto el comité organizador de Intermoda como Expo Guadalajara han realizado para evitar contagios y dar mayor seguridad a los asistentes y seguir desarrollando la industria de reuniones.

“Cada año Guadalajara recibe a siete de las 10 exposiciones más importantes del país; es incluso, más importante que Ciudad de México y Monterrey”, dijo.

Trabajo colaborativo

En tanto, el rector del Centro Universitario de Ciencias Económico-Administrativas (Cucea) de la Universidad de Guadalajara, Luis Gustavo Padilla Montes, indicó que Intermoda es un ejemplo a seguir tanto a escala nacional como internacional debido a la colaboración entre empresas, gobierno y academia.

“Tenemos que trabajar en ecosistemas, tenemos que entender que el mundo cambió y que estamos llamados a desarrollar una economía colaborativa, una economía que sume”, comentó.

Sector estratégico

Por su parte, el tesorero de la Cámara Nacional de la Industria del Vestido (Canaive), Abraham Daniel Zaga, puntualizó que el sector es considerado “estratégico” debido a su aporte para la economía del país.

Informó que la industria del vestido-confección aporta alrededor de 1.5% del PIB manufacturero nacional, impacta a 176 de las 262 actividades económicas y genera 300,000 empleos directos y casi un millón de indirectos a escala nacional.

“Pese a la pandemia, en 2020 el sector exportó casi 5,000 millones de dólares con una balanza comercial superavitaria”, y al mes de mayo de este 2021, las exportaciones ascendieron a casi la mitad de esa cifra, ahondó.

Según el presidente de Intermoda, Mario Flores Aguilar, en la presente edición que concluye el próximo 23 de julio, participan 500 empresas con una representación de más de 700 marcas y esperan alrededor de 10,000 compradores.

estados@eleconomista.mx