Guadalajara, Jal. La afluencia de turistas y consumidores en los municipios que conforman la Ribera de Chapala se desplomó hasta 60% durante el pasado fin de semana como consecuencia de los secuestros, levantones y ejecuciones que se registraron en las últimas semanas en las poblaciones de la región.

La delegada en Chapala de la Cámara Nacional de Comercio (Canaco), Yolanda Martínez Llamas, exigió al gobierno municipal que solicite, a su vez, la inmediata intervención de las corporaciones policiacas estatales y federales para garantizar la seguridad y evitar que la violencia termine por ahuyentar al turismo y a la comunidad de ciudadanos estadounidenses que radica en esa zona.

Los extranjeros están muy preocupados, no saben qué hacer, han dicho que se van. A mi negocio llegan algunos de ellos y me dicen que ya no hay seguridad en este paraíso , refirió Martínez.

LAS AFECTACIONES

El miércoles de la semana pasada, fueron hallados 18 cadáveres en el interior de dos camionetas abandonadas en la carretera Guadalajara-Chapala, en el ayuntamiento de Ixtlahuacán de los Membrillos, y -el pasado lunes- elementos del Ejército encontraron en el interior de un refrigerador industrial restos mutilados de cinco hombres que presuntamente corresponden a los 18 primeros.

De acuerdo con la Procuraduría General de Justicia del Estado de Jalisco, los nueve cadáveres identificados oficialmente eran de habitantes de la Ribera que habían sido secuestrados en las últimas dos semanas, situación que ha generado temor entre la población.

Yo hice un recorrido el fin de semana por los restaurantes que siempre están llenos y estuvieron muy solos, con unos cuantos carros , dijo la delegada de la Canaco.

Sin precisar cifras, el presidente del Consejo Mexicano de Comercio Exterior de Occidente, Salvador Cuevas Acuña, reconoció que el aumento de la violencia y los índices delictivos en el estado han obligado a algunas empresas a abandonar la actividad industrial y a convertirse en comerciantes importadores.

Muchos empresarios contratan seguros adicionales en las carreteras porque sus camiones son asaltados con cargas millonarias y eso incide en sus costos. El país está viviendo una época dramática y evidentemente eso afecta , refirió.

[email protected]