Agua sucia que aparentemente ya no tiene ningún uso. Eso pareciera el agua jabonosa, aquella que resulta del lavado de ropa o el baño diario; sin embargo, José Isaac González Ramírez, un joven emprendedor de 18 años, tiene un proyecto en el cual este líquido puede significar ahorros para los consumidores.

El objetivo, comentó José, es utilizar esta agua jabonosa para riego y otros procesos, generando ahorros económicos a partir de medidas de sustentabilidad. En este caso, no se considera el agua del WC debido a agentes patógenos.

Es un proyecto sustentable que estamos realizando aquí en Querétaro, estamos viendo la manera también de aterrizarlo en la zona de la sierra, principalmente en la comunidad de Barreta , dijo.

El proyecto en conjunto considera la reutilización de aguas jabonosas y la captación de aguas pluviales. De acuerdo con sus análisis, la inversión se recupera en dos años aproximadamente y se puede captar de 10 a 15% de agua, disminuyendo el costo por consumo.

José, quien es estudiante de la Universidad Mondragón – UCO, comentó que las aguas jabonosas son reutilizables no para consumo humano o animal, pero sí para riego.

Hay varias formas de filtrarlas, por ejemplo, hay filtros de arena y la desinfección con yodo, cloro o con un método que se desarrolló recientemente a base de cal y bióxido de carbono.

Es un método sustentable que se puede aplicar en casa, así no se contamina tanta agua y se pude ahorrar una cierta cantidad de dinero, aseguró el emprendedor.

Educación

Actualmente, José junto con cinco estudiantes están trabajando esta técnica en la comunidad serrana, donde se instruirá a las personas a aprovechar y reutilizar el agua jabonosa.

lucero.almanza@eleconomista.mx