Cinco días después del estallido de la huelga en la Universidad Autónoma de Querétaro (UAQ), las pérdidas económicas por el paro de actividades superarían los 30 millones de pesos, aproximadamente.

Previamente, la UAQ estimó que la pérdida diaria de la institución por la huelga sería de 6 millones de pesos; el paro comenzó el 1 de marzo.

El rector de la UAQ, Gilberto Herrera Ruiz, auguró el fin del conflicto en los siguientes días y solicitó comprensión por parte de la comunidad universitaria, en tanto se llega a un acuerdo con el Sindicato de Trabajadores y Empleados de la UAQ (STEUAQ). Se repondrán las clases, aseguró.

CONTINÚAN NEGOCIACIONES

Tras diversas mesas de diálogo entre el gobierno estatal, la UAQ y el STEUAQ, ha quedado asentado un incremento de 4% directo al salario, la basificación de 50 trabajadores con el compromiso de incrementar en 20 este número de forma anual y una bolsa de 1 millón 300,000 pesos a la carrera administrativa.

Como parte de las negociaciones, se iniciarían trabajos de contrataciones irregulares en la biblioteca y la clínica dental, además de que se firmaría un convenio para garantizar el trato igualitario a los integrantes del SUPAUAQ (Sindicato Único de Personal Académico de la UAQ).

En un comunicado de prensa, el STEUAQ recordó que está pendiente destrabar 2.4% a retabulación, dado que la junta de delegados rechazó una bolsa económica.

La más reciente propuesta de la UAQ sustituye este 2.4% y propone un incremento de 1.2% ligado al salario, para llegar a un aumento de 5.2 por ciento.

Gilberto Herrera explicó que para llegar a ese 1.2%, las tres partes (gobierno, STEUAQ y la UAQ) podrían aportar 1.2 millones de pesos, cada uno.

IP ALZA LA VOZ

Los representantes del sector empresarial en el estado hicieron un llamado al diálogo y a la conciencia de las partes involucradas en la huelga de la Universidad Autónoma de Querétaro, pues, coincidieron, afecta el desarrollo de la entidad.

El presidente de la Cámara Nacional de Comercio, Roberto Ruiz Hernández, manifestó ser respetuoso de las instituciones, por lo que son las partes involucradas las que deben llegar a un consenso, ya que el paro de actividades afecta el progreso del estado en materia del conocimiento.

Creo que no debemos de frenar el progreso en la parte del conocimiento, es la única manera de progresar como país y ojalá lleguen a un acuerdo provechoso para ambas partes , dijo.

El líder de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción, Alejandro Cabrera, solicitó cordura a las partes, pensando en las necesidades de los estudiantes. Dijo, es el diálogo la mejor vía para resolverlo, pues la UAQ marca una pauta importante en el desarrollo.

El presidente de la Cámara Nacional de la Industria de la Transformación, Jesús Calderón, dijo que las partes deben abonar a que la huelga termine lo antes posible.

Para concluir, llamó a los actores ajenos a que se mantengan al margen o podrían entorpecer las negociaciones.