La política de gasto propuesta para el próximo año en la Ciudad de México atiende de manera prioritaria los efectos del sismo del 19 septiembre, indicó el secretario de Finanzas capitalino, Edgar Amador Zamora.

En su exposición al pleno de la Asamblea Legislativa del Distrito Federal del Paquete Económico 2018, dijo que el diseño del presupuesto y la operación de los programas se enfocará de manera central en la tarea de reconstrucción y recuperación de la vida social, económica y cultural de la ciudad, sin menoscabar en momento alguno la agenda social y de desarrollo económico de la misma.

Para tal efecto, prosiguió, el Proyecto de Presupuesto de Egresos contempla destinar recursos para la reconstrucción por 2,147 millones de pesos, de los cuales 70 millones serán para los mercados públicos afectados; 100 millones se transferirán al Fondo de Atención a los Desastres Naturales en la Ciudad de México; 477 millones serán ejecutados por diversas unidades responsables de gasto en acciones de mejora de vivienda, reparación de escuelas, acciones de reconstrucción y transformación en la Zona Patrimonial de Xochimilco y Tláhuac, entre otras; y los restantes 1,500 millones corresponden a los recursos que transferirá la federación mediante el Fondo de Reconstrucción de Entidades Federativas.

Añadió que ante el entorno económico, para el 2018 el gobierno capitalino no considera implementar nuevos impuestos, además de mantener los beneficios fiscales a favor de grupos en condición de vulnerabilidad.

El titular de la dependencia expuso que los ingresos totales se estiman en el orden de los 213,264.9 millones de pesos, que significa un incremento de 4.1% real, respecto de la cifra aprobada en la Ley de Ingresos 2017, de los cuales 51.3% son propios.

“Es importante mencionar que los recursos que se propone captar de ingresos propios representan un máximo histórico con respecto a leyes de Ingreso de años anteriores”, manifestó.

En atención al principio de equilibrio presupuestal, explicó que el Proyecto de Presupuesto de Egresos 2018 propone un gasto neto de 213,264.9 millones, que representa un aumento anual real de 4.1% y está orientado a los objetivos y metas establecidos en el Programa General de Desarrollo del Distrito Federal 2013-2018.

Para el caso de los recursos correspondientes a las delegaciones, el proyecto contempla destinarles 35,277.0 millones (17.4% del total del presupuesto programable) y un crecimiento de 4.5 por ciento.

Programable

Amador Zamora comentó que se vaticina un gasto programable de 203,040.9 millones, que representa 95.2% del gasto neto, mismo que servirá para dotar de bienes y servicios públicos a los capitalinos, tales como asuntos de orden público y de seguridad interior (28.0%), vivienda y servicios a la comunidad (13.6%), justicia (10.5%), protección social (10.1%), protección ambiental (9.9%), salud (8.2%), entre otras.

Respecto al no programable, agregó que se prevé destinar 10,224.0 millones de pesos para gastos inherentes a la gestión y operación de la deuda pública, así como para el subsidio al Impuesto sobre la Tenencia o uso de vehículos al que se destinan 3,220.0 millones y otros 900.0 millones, para las acciones inherentes a subsidios para el pago de contribuciones.

El secretario de Finanzas declaró que el incremento en el gasto de los órganos autónomos, de 15.5% a tasa anual real, obedece a que para el 2018 se contemplan recursos adicionales por 813.8 millones para el Instituto Electoral y de 620 millones para el Tribunal Superior de Justicia.

“El primero porque tendrá que organizar los comicios locales y el segundo debido a la puesta en marcha del sistema anticorrupción de la Ciudad de México”, indicó.

estados@eleconomista.mx