El primer día del 2017 la Ciudad de México fue escenario de una modesta protesta en contra del denominado gasolinazo. Cerca de 300 personas marcharon del Ángel de Independencia al Zócalo Capitalino en reclamo al incremento de entre 14 y 20% del precio de este combustible.

Con consignas como no al gasolinazo y en defensa del petróleo escritas en pancartas, los ciudadanos que acudieron en respuesta a una convocatoria ciudadana lanzada en redes sociales realizaron actos simbólicos frente a la Bolsa Mexicana de Valores; el Senado de la República y la plancha del Zócalo. Al culminar la marcha, un grupo se dirigió a una estación de servicio de San Antonio Abad para llevar a cabo un cierre simbólico.

Pedirán explicación al secretario

En tanto, legisladores del Grupo Parlamentario del Partido Acción Nacional (PAN) en el Senado de la República solicitarán el jueves ante la Comisión Permanente del Congreso de la Unión la comparecencia del secretario de Hacienda, José Antonio Meade y del director ejecutivo de Petróleos Mexicanos (Pemex), José Antonio González Anaya, para dar cuenta sobre el impacto que el aumento del precio del combustible tendrá en la población nacional.

El coordinador de la bancada del PAN en la Cámara Alta, Fernando Herrera Ávila, afirmó que estamos viviendo las consecuencias de la reforma fiscal promovida y avalada por este gobierno .

Abundó en que la economía del país aún depende en gran parte de lo que el gobierno priista recauda vía impuestos, de manera particular del Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS) que aplica a las gasolinas y el diesel, el cual registró un monto de 263, 545 millones de pesos en el periodo comprendido entre enero a noviembre, de acuerdo con datos oficiales.

Agregó que, de acuerdo con pronósticos de especialistas, para el presente año la recaudación será superior a los 280,000 millones de pesos, es decir, 36% más que la del 2016.

El gobierno priista ha financiado su gasto público a través de esta vía, y esto tienen que decirlo. Además, es fundamental que explique qué ocurrirá con la liberación de los precios de las gasolinas y cuando venga la competencia internacional , cuestionó.

Guadalajara y Querétaro

Por su parte, un grupo de aproximadamente 250 personas encabezadas por la diputada local del Partido Movimiento Ciudadano, Rosa Alba Ramírez, se manifestó frente al Congreso de Jalisco para rechazar el aumento al precio de los combustibles.

La legisladora aseguró que llevará ante el Congreso de la Unión la petición de los ciudadanos de reducir el IEPS para las gasolinas. En tanto, la Federación de Estudiantes Universitarios (FEU) de la Universidad de Guadalajara anunció, a través de sus redes sociales, que realizará marchas y manifestaciones estudiantiles durante todo el mes de enero en contra del gasolinazo y el posible aumento a las tarifas del transporte público.

Saldremos a las calles demandando ‘No’ al alza al transporte público y nuestro repudio al gasolinazo que no es otra cosa que la falta de sensibilidad del gobierno federal y una muestra de mediocridad de la implementación de la reforma energética , difundió la FEU.

Finalmente, mientras el gobierno queretano anunció mesas de diálogo con transportistas, se registró un cierre en la carretera México-Querétaro por una manifestación en contra de los nuevos precios del combustible.

[email protected]