Monterrey, NL. La Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo del Instituto Nacional de Geografía y Estadística (Inegi), reveló que este año mejoró el porcentaje de antigüedad de trabajadores –formales e informales-- con respecto al que había hace 10 años, indica un análisis de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) Nuevo León. 

Aunque se ha mencionado que las nuevas generaciones de trabajadores permanecen muy poco tiempo en sus puestos de trabajo, los resultados para este año demostraron que la proporción de trabajadores que tuvo el mayor crecimiento, fue el grupo con una antigüedad de más de un año hasta cinco años, con un 39.9%, lo que representó un alza de 9.6 puntos porcentuales con respecto al 2011.

El porcentaje de trabajadores con más de 5 hasta 10 años de antigüedad tuvo un alza marginal al pasar de 13.9% en 2011 a 15.7% en este año; el personal con más de 10 a 20 años laborados, subió de 12.4% a 14%, y el grupo de 20 a 24 años pasó de 2.8% a 3.8% en el mismo periodo. 

Nuevo León superó el porcentaje de trabajadores con más de 30 años de permanencia en su centro de trabajo, con 2.82%, que es mayor al 2.1% que había hace 10 años, y superior a la tasa nacional de 2.6%, indicó el análisis de Coparmex, Nuevo León.

Por el contrario, el porcentaje de trabajadores que se mantuvo hasta un año en su trabajo en 2021, alcanzó 21.3%, es decir, 9.3 puntos porcentuales menos que hace diez años. A nivel nacional el porcentaje fue mayor con 22.8 por ciento.

También en el segmento de 24 años y hasta 30 años, el porcentaje bajó de 3.5% en 2011 a 1.9% en 2021. 

Iván Rivas Rodríguez, director de Coparmex Nuevo León, explicó que aunado a la crisis de desempleo que padeció el estado y el país, el hecho de que los trabajadores decidan permanecer en su centro de trabajo por más tiempo, es producto de la mejoría en las condiciones laborales que ofrecen las empresas. 

“Venimos de la peor crisis económica de los últimos 90 años, sin embargo, los datos son comparados con los de hace 10 años, no con los del año pasado. Por eso, nos atrevemos afirmar que así como ha cambiado la mentalidad de las nuevas generaciones de trabajadores, como son los millennials, también los centros de trabajo han modificado las condiciones que ofertan”, detalló. 

El mercado laboral evoluciona, indicó, hay nuevas prácticas adoptadas, como el teletrabajo. 

Por otro lado, destacó que la vigencia de nuevas normas laborales ha contribuido a que los centros de trabajo tomen en cuenta temas que antes quizá no eran atendidos, y eso generaba que los climas laborales no fueran los más indicados.