Guadalajara, Jal. Con cafeterías instaladas en Chicago, San Francisco, Los Ángeles, San Diego, Houston, Austin y Dallas, en Estados Unidos, y recientemente en la emblemática Gran Vía de Madrid, España, la marca tapatía La Borra del Café no sólo conquistó el sueño americano, sino que tiene en la mira “conquistar al mundo”.

Luego de instalar 75 sucursales en todo el territorio mexicano y otras 27 están en construcción para inaugurarse en lo que resta del año, entre unidades propias y franquicias, la marca de cafeterías que forma parte del corporativo Espacios que Inspiran (EQI), alista su proyecto de expansión tanto en la Unión Americana como el viejo continente.  

De acuerdo con su plan de expansión para los próximos cinco años, La Borra del Café contará con 100 unidades en la Unión Americana que requerirán una inversión cercana a los 100 millones de dólares y de una inyección de 36 millones de euros en ciudades europeas, principalmente de España y Francia, dijo a El Economista el CEO de la empresa, León Reffreger.

Modelo de inversión

Aunque en México la marca aceleró su crecimiento gracias al modelo de franquicia, en el extranjero, los socios decidieron no franquiciar porque prefirieron mantener el control de la marca, considerando, además, que el sistema de operación cambia en cada país.

“Antes de siquiera pensar en vender una franquicia, lo primero que tenemos que pensar es en cómo vamos a hacer las transformaciones necesarias de nuestro concepto de negocio, para podérselo ofrecer a un tercero”, indicó Reffreger.

No obstante, la compañía mexicana cuenta con un esquema de inversionistas privados que invierten directamente a la corporación en Estados Unidos y además, hay inversionistas particulares por cada sucursal, “pequeños inversionistas que desean ser parte de una sola unidad y es como estamos financiando el proyecto de expansión” en el vecino país.

Según Reffreger, una unidad promedio en Estados Unidos cuesta entre 250,000 y 350,000 dólares, aunque en California los costos pueden incluso duplicarse, mientras que, en Europa, el costo promedio de la inversión son 250,000 euros.

Indicó que, en Estados Unidos, proyectan abrir las 25 unidades entre marzo y abril del 2022 y destacó que la marca ha logrado penetrar en el mercado anglosajón.

“El concepto que sea mexicano les encanta; las conchas, las orejitas, los chilaquiles, los molletes. El producto más vendido en bebidas es el café de olla”, comentó el empresario de origen jalisciense.

Colaboradores

La Borra del Café genera 30 empleos directos en Estados Unidos y 10 en España, mientras que en México, la empresa cuenta con más de 700 colaboradores.

A punto de cumplir diez años desde la apertura de su primera unidad en México, Espacios que Inspiran ha invertido, sólo en México, más de 300 millones de pesos.

estados@eleconomista.mx