Tijuana, BC. Las autoridades estatales y el sector empresarial advierten que las inversiones en Baja California están en riesgo si se somete a consulta pública la construcción de la planta cervecera Constellation Brands, en Mexicali.

Se trata de una obra cuyo monto de inversión solamente para su edificación alcanza los 1,500 millones de dólares, de los cuales ya fueron inyectados 700 millones; se proyecta crear 5,000 empleos directos e indirectos, de acuerdo con información de la empresa.

El gobernador de Baja California, Francisco Vega de Lamadrid, dijo que el plebiscito para decidir el futuro del proyecto frenará futuras inversiones en la región, por el mensaje que se envía al mercado ante la falta de estabilidad en la frontera norte.

“Ahora el plebiscito en ese sentido sí está y, a su vez, también ocasionará que enviemos un mal mensaje para la inversión local, nacional y extranjera y a mí me da mucho pendiente que esto sea a través de propósitos políticos y que vaya a desacelerar lo que la sociedad y los gobiernos estamos construyendo”, acotó.

El presidente nacional de la Confederación Patronal de la República Mexicana, Gustavo de Hoyos, indicó que se trata de una de las más importantes inversiones que han existido en la entidad e incluso a nivel nacional, por ello exigió el respeto a la legalidad y consciencia sobre la importancia de las coinversiones, que si no se reciben van a generar una pérdida de empleo.

“Si se obstaculiza, o lo que es peor aún, si no se lleva a cabo sería un daño a la reputación de manera irreversible al sector productivo del país, la empresa téngalo por seguro que se va a ir rapidito a Sonora o a Coahuila, donde tiene explotaciones y han sido bien recibidos, los que van a perder serán los bajacalifornianos”, lamentó.

El vicepresidente de Constellation Brands, Julio Portales, aseveró que una de las principales afectaciones al someter a consulta pública una inversión privada es el envío de una imagen equivocada para quienes planean inyectar capital, lo que genera incertidumbre.

“Pero el impacto directo es en la frontera que no sólo perdería el dinero de la construcción, sino un aporte fiscal al estado de 489 millones de pesos”, enfatizó.

Contexto

La asociación Colectivo Plebiscito presentó el año pasado al Instituto Estatal Electoral 20,000 firmas de ciudadanos —sólo validaron 16,000—, para realizar un plebiscito en el que la empresa deberá someter su proyecto a una consulta pública, dejando un precedente histórico, ya que, de confirmarse, sería la primera obra privada en ser votada.

El argumento es que la planta ocupará alrededor de 2 millones de litros cúbicos de agua cada año para su producción, situación que se agrava por el crecimiento poblacional, es decir, aumentará la demanda de agua que no se tiene en la actualidad.

[email protected]