Puebla, Pue. Debido a que el ayuntamiento de Puebla actual está a tres meses de concluir funciones –es decir, el 15 de octubre– los operativos para restringir la presencia de vendedores ambulantes son prácticamente nulos y, en consecuencia, se ha desbordado en el Centro Histórico en perjuicio de los negocios formales, denunció la Cámara Nacional de Comercio, Servicios y Turismo (Canaco Servytur).

Marco Antonio Prósperi Calderón, presidente del organismo en la entidad, sostuvo que hay un total abandono de la zona en materia de seguridad, al grado de que, en fines de semana, es más notoria la presencia del comercio informal, incluso de espectáculos en el Zócalo, pese a que la Angelópolis y la zona conurbada está teniendo incrementos considerables de casos de Covid-19 en las últimas dos semanas.

Indicó que mientras para los locatarios continúa la vigilancia excesiva de parte de autoridades municipales para que acaten las medidas sanitarias, entre ellas de tener aforos reducidos al 30% de clientes, a los informales no aplica esa disciplina y son foco riesgo en esta pandemia. 

Comentó que los llamados del sector a la Comuna de Puebla para contener el ambulantaje han sido en vano, ya que cada vez se van acercando más los puestos a las primeras calles del Zócalo y eso preocupa a la cámara, porque “estamos entrando a un periodo de tolerancia a esa competencia desleal”. 

En medio de la pandemia, que ha traído consecuencias económicas, los comerciantes se sienten abandonados por el municipio, lo cual está ocurriendo en otras localidades vecinas con sus propias autoridades, expuso.

Semáforo rojo

Mencionó que ahora Puebla está en riesgo de cambiar al color rojo del semáforo epidemiológico por el alza contagios y que la posibilidad de parar actividades “sería desfavorable, sobre todo cuando no hay una aplicación de la ley equilibrada”, ya que a ello se les pide acatar las disposiciones y al ambulantaje no.

Prósperi Calderón recordó que el organismo tiene a 60% de los más de 7,500 socios en el Centro Histórico, donde las ventas en promedio están al 40%, pero con el riesgo de bajar debido a la tercera ola de contagios.

Indicó que si el ayuntamiento actual no lleva a cabo operativos en la zona, "se reflejará en los contagios en la ciudad, porque no se respetan las medidas sanitarias por el comercio informal”.

Además, llamó al gobierno del estado para que haya una coordinación con el municipio, porque con pocos inspectores de Vía Pública no se puede evitar la presencia de vendedores y tampoco se puede desplegar la policía de la ciudad a cuidar sólo la zona del centro.

estados@eleconomsita.mx

kg