De las 10 ciudades con un nivel de competitividad bajo, Veracruz es el estado que más urbes concentra, con tres, de acuerdo con el Indicador de Competitividad Urbana (ICU) 2016.

La lista completa está conformada por las 74 ciudades más importantes de México, que divide en seis umbrales de competitividad: alta, adecuada, media alta, media baja, baja y muy baja.

Sólo Tulancingo se encuentra en el último apartado, por lo que ocupa la posición 74. En el rubro bajo están, de forma ascendente, Orizaba, Poza Rica, Chetumal, Tula, Córdoba, Acapulco, Cárdenas, Tapachula, Tecomán y Tuxtla Gutiérrez.

Según el Instituto Mexicano para la Competitividad (Imco), responsable de la elaboración del ICU 2016 con datos del 2014, este indicador mide, mediante 10 subíndices, la capacidad de las ciudades mexicanas para atraer y retener talento e inversiones.

Para el caso de Orizaba y Poza Rica, cuyas ciudades se ubican en la posición 73 y 72, respectivamente, su mayor debilidad en términos de competitividad está en el manejo sustentable del medio ambiente.

Orizaba ocupa la tercera peor posición en el tema de resiliencia; fue la ciudad más afectada por fenómenos naturales, registrando 65 declaratorias de desastre en los últimos tres años; de acuerdo con el informe de la ciudad, no parece estar preparada para enfrentar este tipo de desastres.

Ambas ciudades carecen de condiciones para ofrecer una buena calidad de vida a sus habitantes al contar con malos servicios de educación, salud e inclusión social.

Su gobierno no es el mejor evaluado y carecen de elementos para contar con una economía estable, ya que se encuentra en los últimos lugares dentro de este rubro.

Córdoba es la tercera urbe peor evaluada de la entidad y sus mayores debilidades las tiene en el tema de las relaciones internacionales, al estar mal calificada por el flujo internacional de personas y capitales, la calidad de la oferta para el turismo y las ventajas competitivas en términos comerciales y logísticos, que representa el que una ciudad se ubique en una zona fronteriza, o bien, tenga acceso a un puerto marítimo.

La segunda ciudad que más cae

Además de estas tres ciudades que se encuentran en los últimos lugares de competitividad, otra ciudad de Veracruz destaca por ser una de las que tuvo las mayores caídas con respecto al ICU del 2014. Ésta es Coatzacoalcos, que bajó del lugar 29 al 48.

La caída más dramática la presentó Los Cabos, ciudad que retrocedió de la décima posición a la 38; este año salió del top 10 por una caída en los subíndices de derecho y gobierno.

Nivel muy bajo

De acuerdo con el ICU 2016, Tulancingo ostenta el último lugar en el índice general, debido a que también se coloca en la misma posición en el subíndice de sistema político estable y funcional, es decir, tiene deficiencias en éste para incentivar la inversión mediante la creación de un entorno de sana competencia que conduzca a una mayor rendición de cuentas. De hecho, este territorio es el único que se encuentra con un nivel de competitividad muy bajo.

Asimismo, se encuentra dentro de los últimos cinco peldaños con mayores dificultades económicas, presenta problemas de desigualdad salarial, largas jornadas laborales y un alto porcentaje de ocupación sin ingresos.

Las 74 ciudades evaluadas son las más importantes del país y están conformadas por 367 municipios que concentran a 62% de la población, además de que aportan 76% del Producto Interno Bruto (PIB) y reciben más de 90% de la inversión del país.

Lo que ocurre en estas ciudades concuerda con lo que ocurre y ocurrirá en el país , refirió Gabriela Alarcón, directora de Desarrollo Urbano del Imco.

La especialista destacó el rezago de dos años que tiene el indicador, que se debe a que han privilegiado usar datos duros en lugar de encuestas que tiene que ver más con la percepción.

Las más competitivas

Del otro extremo, las ciudades que destacan en los primeros lugares por su nivel de competitividad son Valle de México, San Luis Potosí-Soledad, Campeche, Querétaro y Monterrey.

Valle de México repite, por octavo año consecutivo, el primer lugar en competitividad urbana, ya que desde el 2008 ha encabezado el ranking. Sólo esta urbe y San Luis Potosí obtienen una evaluación de alta competitividad, en la que destaca una economía estable para la primera y un buen desempeño en el medio ambiente para la segunda; mientras únicamente once ciudades obtivieron un nivel adecuado.

[email protected]