Tuxtla Gutiérrez, Chiapas. De enero a la fecha se han movido hacia el Norte del país entre 12,000 y 15,000 cabezas de becerros, generalmente de media ceba de 280 a 300 kilos, informó Wenceslao Camacho, presidente de la Unión Ganadera Regional de Chiapas.

Camacho explicó que dichos becerros provienen principalmente de Tecpatán, Cintalapa, la zona Frailesca, Copainalá y Chicomuselo.

El ganado se envía aproximadamente a los 10 meses, edad en la que cuenta con el peso necesario, mínimo 250 kilos, para enviarlos y engordarlos hasta que pesen entre 550 y 600 kilos. Darles una buena alimentación es clave para que su carne tenga mejor marmoleo y presentación.

El líder ganadero recordó que hace aproximadamente 25 años se exportó por primera vez ganado a Estados Unidos, situación que no se ha podido repetir. Sin embargo, como hemos ido mejorando ya tenemos excelencia en los ganados, los engordadores del lado fronterizo como Monterrey, Sonora, Chihuahua y Coahuila vienen a comprar para llevarlos al Norte. Esos ganados son seleccionados y pasan a Estados Unidos, lo que no queda como ganado nacional , mencionó.

Agregó que el precio de los becerros está alrededor de 3,500 y 4,500 pesos, pero los engordadores los compran hasta por 30% menos de su costo. En el Norte se paga hasta 25 pesos por kilo mientras que en la entidad se paga hasta 14 pesos por kilo, aunque en las últimas semanas ha repuntado el precio a 17 pesos.

El ganado existente son becerros de líneas puras y líneas cruzadas, aunque las cruzas más solicitadas son cebú con suizo y cebú con simmental. Según el líder ganadero, se ha mejorado en la genética, lo que se traduce en más oportunidades de venta de derivados como leche, carne, queso, quesillo y crema.

Los estados con mayor producción son Monterrey, con aproximadamente 70,000 cabezas de ganado al año, y San Luis Potosí, aunque los engordadores seleccionan las mejores cruzas de estados como Chiapas, Veracruz, Campeche y Tabasco.