Monterrey, NL. En la península de Yucatán falta el gas natural, porque no hay abasto suficiente ni infraestructura, y para crear nuevos proyectos de gasoductos falta certeza jurídica, opinaron especialistas, en el marco del Mexico Infrastructure Projects Forum, que se llevó a cabo en Monterrey.

Eva Ribera, directora de Transporte de Gas Natural de Engie, explicó que la compañía ha estado presente en la península desde 1999 a través del gasoducto de Energía Mayakan, de 780 kilómetros de largo.

“Mayakan es una isla energética, tristemente la producción nacional ha bajado, el ducto de Mayakan lo tiene Engie desde hace 18 años, casi nunca ha operado a plena capacidad. Al día de hoy opera a 30%, no porque el ducto tenga algún problema, simplemente no hay gas, la producción no da abasto”, lamentó la directiva.

Energía Mayakan tiene la intención de ampliar la capacidad existente del transporte de gas natural de su ducto y extenderlo hasta la ciudad de Cancún, en Quintana Roo.

“La pregunta que todo mundo nos hace es cuando va a estar interconectado (todo el proyecto) con el ducto Mayakan, estamos trabajando en ello, ha habido diferentes aproximaciones, ya sea para aclarar con quien estamos haciendo esta interconexión, pero se tienen que hacer más cosas para que baje el gas continental (desde Estados Unidos)”, agregó.

Abastecimiento

Expuso que en el sur del país el gas natural es de muy baja calidad, por lo que se tendrían que reconfigurar todas las estaciones o buscar alternativas de abastecimiento, como el gas natural licuado o que llegue gas importado de Estados Unidos a través de un ducto marino, para proveer a la península de Yucatán y a Cancún.

Recordó que cuando se construyó el gasoducto Los Ramones, que consistió en el suministro de gas natural desde Texas, Estados Unidos, hasta Guanajuato, se consideró como la obra más importante en términos de suministro y distribución de gas natural.

“Fue un proyecto que se creía que solucionaría el problema del gas del país; es bastante exitoso, pero tan pronto operó se demostró que no es suficiente con esa llegada de gas para resolver los problemas del país”, señaló.

Regulación

Eva Ribera aseguró que los tres órdenes de gobierno tienen que participar en la regulación del sistema de gas natural, y que haya certeza jurídica; por ejemplo, “no es posible que para obtener un permiso de distribución de gas se tengan que presentar 80 trámites ante la Comisión Reguladora de Energía y en teoría, tarde un año”.

Por su parte, Nerea Chacartegui Moya, directora comercial de Desarrollo de Negocios de Enagás Internacional, comentó que, tras la explosión de infraestructura que hubo en los últimos años, se esperaba que al estar conectados los ductos con la cuenca más barata del mundo en Texas habría infraestructura para interconectar a Baja California y Yucatán, sin embargo, hoy son islas energéticas.

Por ello, se tiene que ver como prioridad generar infraestructura para garantizar un acceso abierto.