Como consecuencia de la pandemia por Covid-19, se estima que los micro y pequeños comercios de la Ciudad de México, de marzo del 2020 a enero del 2021, han sufrido pérdidas económicas por más de 155,250 millones de pesos, estimó la Cámara de Comercio Servicios y Turismo en Pequeño (Canacope) local.

El presidente del organismo empresarial de la urbe, Eduardo Daniel Contreras Pérez, explicó que realizaron un análisis sobre el panorama económico que enfrentan las 345,000 unidades económicas capitalinas, donde resalta que la mayoría de las empresas ya no podrán sobrevivir por estar cerradas en el color rojo del semáforo epidemiológico.

“Hasta ahora, más del 85% de los negocios de la capital ya no pueden seguir apoyando con la estrategia de cierre de operaciones, el impacto económico que esta medida representa es elevado y compromete a más de 1 millón 725,000 empleos directos e indirectos”, expuso.

El líder empresarial realizó un llamado a las autoridades para que el resto de pequeños negocios ya puedan volver a operar en esta etapa del regreso al color rojo.

Aseguró que los comercios formales no son las fuentes de contagios por Covid-19, además de que han respetado en todo momento los lineamientos sanitarios.

“Consideramos que el esfuerzo y compromiso que han realizado tanto las autoridades como los negocios para evitar la propagación de contagios ha sido admirable, sin embargo consideramos que la apertura de los negocios no es un factor determinante en el incremento de los contagios ni del aumento de hospitalizaciones, lo que se refleja con los resultados de contagios que se han reportado en este último cierre obligado, lo que permite ver que esta medida ha dejado de ser efectiva y debemos trabajar en conjunto para implementar nuevas estrategias y prácticas ante esta situación”, reiteró.

Propuestas

Además de permitir la apertura de las actividades económicas, Contreras Pérez sugirió más medidas, como la de orientar al consumidor para que asista únicamente a espacios seguros, esto en coordinación con la autoridad estatal.

También se deben establecer medidas de control y seguimiento respecto a los comercios informales y generar apoyos, como la reducción temporal del Impuesto Sobre Nómina y el Predial.

“Se tiene que establecer un protocolo para los negocios, que solicite a las empresas acreditar que el personal activo que interactúa con los consumidores no es portador del virus. También se deben establecer módulos de pruebas de Covid-19 en las alcaldías para los trabajadores”, puntualizó.

“Lo anterior resulta preciso para mantener condiciones mínimas de estabilidad económica, empleos e inversiones. Está demostrado que la correcta aplicación de protocolos sanitarios tiene resultados positivos en la contención de los contagios, como se observó en la baja incidencia de casos Covid-19 en empleados de centros comerciales de la Ciudad de México, la cual, fue de 0.11% antes del cierre de diciembre”, agregó el presidente de Canacope.