Puebla, Pue. El Consejo Coordinador Empresarial (CCE) solo se comprometería a recuperar 5,000 de los 16,200 empleos perdidos pendientes —a causa de la pandemia de Covid-19— en los próximos tres meses, dijo su presidente Ignacio Alarcón Rodríguez Pacheco.

Comentó que al conocer el comportamiento de la variante Ómicron y que los contagios van al alza, los socios están valorando sólo detonar una tercera parte de puestos de trabajo, sobre todo en la industria y construcción, mientras que en comercio y servicios se reservan porque las ventas serán bajas por la cuesta de enero.

Rodríguez Pacheco mencionó que esperaban que no hubiera un incremento de contagios Covid-19 a raíz de la vacunación, pero el relajamiento social respecto a las medidas sanitarias, sobre todo en fin de año, propició que los planes se frenen de manera parcial.

Puntualizó que si bien la letalidad del virus por Ómicron es menor a lo que se vio a mediados del año pasado, sí merece reforzar las medidas para salvaguardar la vida de las personas vulnerables.

En el caso de los empleos, comentó que las industrias grandes de diversos rubros abrirán contrataciones porque requieren incrementar operaciones o ampliar las naves, lo cual no pueden modificar por una planeación anual que hacen a finales de año, en el que se consideran obras de edificación.

Rodríguez Pacheco indicó que será en febrero cuando se abran las vacantes, pero también depende de que el gobierno poblano no haga ajustes respecto a reducir las actividades económicas.

“No podemos comprometernos a más en el CCE, porque necesitamos tener una meta alcanzable, siempre y cuando haya las condiciones para hacerlo, porque de lo contrario, si la cuarta ola de contagios se pone grave, entonces tampoco alcanzaremos esa cantidad de empleos pendientes”, ahondó.

Consideró importante que los empresarios no flexibilicen las medidas sanitarias al interior de las empresas, porque está el riesgo de contagios masivos y puede afectar las operaciones.

En el caso del comercio y servicios, expuso que será hasta Semana Santa cuando puedan tener una mejora en las ventas, pero antes de esa fecha la actividad se “desarrolla al día”, aunque descartan despidos, porque no hubo empleos temporales para vacaciones de Navidad y Fin de Año.

estados@eleconomista.mx