Tijuana, BC. El gobierno de Baja California, así como las cámaras empresariales, han apostado al desarrollo y modernización del sistema portuario Ensenada-El Sauzal, que constituye un clúster desarrollador de líneas de negocios y turismo cruciales para la economía de la región.

El desarrollo de la infraestructura mantiene como prioridad el proyecto del aeropuerto en el poblado de Ojos Negros, en Ensenada, así como el ferrocarril, pero principalmente los puertos de exportación e importación en la zona costera de la entidad.

El presidente del Consejo de Desarrollo de Tijuana (CDT), Gabriel Camarena Salinas, dijo que cada uno de los proyectos representa una ventaja para el estado cuando se trata de competir por inversiones internacionales, que entre la competencia no sólo incluye a otras entidades, sino también a otros países como China.

Pero tratándose de los puertos, explicó que su modernización posicionaría a Baja California como un polo de atracción de capital capaz de competir con el mercado asiático, ya que geográficamente Ensenada es una de las zonas en México situada cerca de ese continente.

“La construcción de los puertos son proyectos dentro del plan estratégico metropolitano 2034 del CDT, y lo ha sido desde hace muchos años, porque sabemos que estas obras pueden detonar sustancialmente la economía bajacaliforniana”, indicó.

El presidente de la Cámara Nacional de la Industria de Transformación en Tijuana, Marcello Hinojosa, afirmó que la principal preocupación de las empresas que buscan invertir en Baja California, además de la seguridad, es la falta de infraestructura.

Refirió que los actuales gobiernos han tenido avances en los proyectos que desde hace años se habían quedado en una carpeta archivados, pero que ahora cobran vida con nuevos acuerdos entre la federación y el estado, que podrían permitir ver en un futuro la consolidación de las obras.

Para el empresario, el principal beneficio es la disminución en el costo de traslado en la producción de las compañías, ya que actualmente industrias como la automotriz deben utilizar camiones de carga que no les permiten exportar las unidades en masa y eso les genera un mayor gasto.

El secretario de Infraestructura y Desarrollo Urbano del Estado (Sidue), Manuel Guevara Morales, explicó que ampliar el actual Puerto El Sauzal y la zona de carga de contenedores tiene como objetivo la atracción de nuevos mercados turísticos y comerciales para convertirlo en un embarcadero exportador especializado y competitivo que trascienda en el mercado global.

Expuso que aún no existe un monto de inversión definido porque primero debe lanzarse la licitación oficial para que sean las empresas participantes quienes presenten su propuesta de costo para la construcción de la obra.

Sin embargo, detalló que el proyecto de ampliación consiste en un nuevo rompeolas, dragado y relleno en el mar; puestos de atraque para buques portacontenedores y áreas para recibir el Ferrocarril Tecate–El Sauzal, que será la conexión para el traslado de la mercancía hasta cruzar la frontera a Estados Unidos.

La obra se hará bajo el esquema de Asociación Público Privada, con la intención de que antes de terminar la actual administración estatal, en el 2019, puedan iniciarse los procesos necesarios para concursar la construcción y su desarrollo.

Firman memorándum

El jueves pasado, el secretario de Comunicaciones y Transportes, Gerardo Ruiz Esparza, firmó un Memorándum de Entendimiento con el gobernador del estado, Francisco Vega de Lamadrid, para mejorar la infraestructura de los puertos en la zona costa de la entidad.

El memorándum tiene como base coadyuvar al desarrollo comercial, agrícola, pesquero de la zona de Ensenada, Baja California, y vigorizar la conectividad en toda la entidad, explica un comunicado de la dependencia federal.

“Baja California es una de las puertas más importantes de entrada y salida entre México y Estados Unidos, en cuanto a productos agrícolas, industriales, bienes y personas, por lo que el desarrollo de infraestructura comunicativa hará que el traslado sea más ágil, seguro y rápido entre ambas naciones”, dice el escrito.

En el caso del aeropuerto de Ojos Negros, se estima una inversión de 1,200 millones de pesos, mientras que en el caso del ferrocarril aún falta definir monto necesario para su construcción.