Guadalajara, Jal. Con la proyección de ubicar a Jalisco como el modelo de agricultura responsable de México, autoridades y empresarios firmaron un pacto de colaboración y presentaron el plan de acciones para garantizar los derechos humanos y laborales de los trabajadores del campo y del hogar, proyecto en el que participan, además, la Organización Internacional del Trabajo (OIT) y la Organización de Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO).

Por el nivel de compromiso entre los diferentes actores, dicho convenio fue elegido entre los tres mejores proyectos en la materia, entre los 38 que se evaluaron a escala mundial, afirmó la representante nacional de la FAO en México, Lina Pohl.

Jalisco es el primer productor de alimentos de México. Es el receptor de la población migrante que viene de los estados del sur para estas actividades; sin embargo, escogimos a Jalisco porque pese a toda esa riqueza, decidió no dejar a nadie atrás y atender a la población vulnerable”, subrayó la representante de la FAO.

El convenio incluye acciones para garantizar la equidad salarial, combate al trabajo infantil, simplificación de trámites en el registro civil para obtener o actualizar documentos oficiales de los trabajadores del campo e incentivos para la regulación laboral, indicó el secretario del Trabajo y Previsión Social de Jalisco, Marco Valerio Pérez Gollaz.

“De manera muy directa, seguiremos combatiendo el trabajo infantil y la discriminación en materia de empleo y ocupación; integraremos una mesa para el cumplimiento del T-MEC, promoveremos la equidad y el desarrollo pleno en el contexto de la interculturalidad”, subrayó el funcionario.

Jalisco es el estado agroalimentario más importante del país y tenemos muy claro que el éxito de nuestro sector dependerá de tener una fuerza laboral suficiente, bien remunerada y con todas sus prestaciones de ley”, comentó el vicepresidente de Bienestar Laboral del Consejo Nacional Agroalimentario (CNA), Aldo Mares Benavides.

“El sector privado ha hecho un autodiagnóstico y reconoce que hay un rezago de décadas y estamos comprometidos a tratar de cerrar esas brechas en lo que se refiere a formalidad y seguridad social que es la base para mejorar la calidad de vida”, sostuvo el empresario.

“Lo que estamos haciendo es demostrar que Jalisco puede consolidarse como el Gigante Agroalimentario de México, pero haciendo valer principios fundamentales de la Agenda de Desarrollo Sostenible que no podemos dejar de lado. Se puede ser altamente productivo sin pisotear nuestro capital ambiental”, señaló el gobernador Enrique Alfaro Ramírez.

Trabajadoras del hogar

El pacto incluye, asimismo, a otro de los sectores vulnerables en materia laboral que es el de los y las trabajadoras del hogar.

De acuerdo con la titular de la Secretaría de Igualdad Sustantiva entre Mujeres y Hombres, Paola Lazo, en Jalisco hay 158,734 personas trabajadoras del hogar, de las cuales 90% son mujeres y 10% hombres. Del total nacional, 7.5% de las personas trabajadoras del hogar laboran en esta entidad.

estados@eleconomista.mx

rrg