Cancún, QR. La Asociación Mexicana de Agentes de Seguros y Fianzas (AMASFAC) informó que avanza en la creación de un seguro de cobertura contra el sargazo en las playas de Quintana Roo.

Cristobal Ponce Miranda, vicepresidente de AMASFAC, aseguró que hay por lo menos tres empresas elaborando un proyecto, el cual se aboca principalmente a poder determinar el posible daño o afectación en la ocupación hotelera por la presencia del alga.

También podría incluir impacto en las utilidades, pues muchos centros de hospedaje vieron la principal afectación en el gasto diario que implicaba destinar personal y equipo para la limpieza de sus frentes de playa.

De igual manera, el modelo podría determinar el eventual daño en el ambiente costero, pues lo que se sabe hasta el momento es que la presencia del sargazo afecta la tonalidad azul turquesa del mar Caribe y el arrecife coralino de la zona.

Ponce Miranda explicó que uno de los principales retos del nuevo seguro es determinar el riesgo o la certeza del sargazo, pues se trata de un fenómeno relativamente reciente, cuya periodicidad aún no está determinada en su totalidad.

“Es algo similar al caso de los huracanes. Ya hay modelos que permiten determinar con cierto grado de precisión el riesgo de impacto de huracán en una región anualmente; en el caso del sargazo aún se tiene que elaborar ese modelo para establecer el riesgo o la certeza de que el fenómeno impacte en un año determinado”, acotó.

El vicepresidente de AMASFAC puntualizó que uno de los principales daños es la pérdida de mercado, como consecuencia de los grandes volúmenes de sargazo depositados en los frentes de playa de los hoteles.

“En Europa ya existen seguros que cubren pérdida de mercado en caso de desastre natural o cualquier otra contingencia, lo cual podría aplicar en un seguro como el que está tratando de elaborarse para el caso específico del Caribe mexicano”, añadió.

Consecuencias

El dirigente de la Asociación de Hoteles de Cancún y Puerto Morelos, Roberto Cintrón, comentó que una de las principales afectaciones por sargazo fue la imagen del destino a nivel internacional, cuya consecuencia fue la necesidad de abaratar las tarifas hoteleras, entre 20 y 25%, con el objetivo de mantener la cuota de mercado.

Sin embargo, expuso que no todo es atribuible al sargazo, ya que se trata de una tendencia que se viene arrastrando desde el 2018 por la pérdida progresiva del mercado estadounidense (el principal en términos de volumen y gasto para el Caribe mexicano) derivado de la inseguridad y la falta de promoción turística.

“Sería muy difícil poder determinar en qué grado el sargazo afectó por sí solo el nivel de crecimiento que venía mostrando el Caribe en los últimos tres años”, dijo.

“Lo que sí es una certeza y es perfectamente medible es la cantidad de recursos que cada hotel tuvo que invertir durante la temporada más fuerte de recale de sargazo (...) El promedio de gasto fue de 2 millones de pesos mensuales, que incluyen desde la contratación de personal, compra de equipo, colocación de barreras de contención en altamar y contratación de vehículos para el traslado del alga a los sitios de confinamiento”, agregó.

El sector náutico de Cancún llegó a reportar pérdidas de hasta 1 millón de dólares a la semana por la imposibilidad de realizar actividades.

[email protected]