Alcaldes de toda la República Mexicana y de diferentes partidos políticos realizaron una manifestación afuera del Palacio Nacional para exigirle al presidente del país, Andrés Manuel López Obrador, que no se recorte el Presupuesto de Egresos de la Federación para 2020, con el argumento de que son los municipios donde se generan los recursos que se destinan a los tres órdenes de gobierno.

Las necesidades más apremiantes de los munícipes son: 6,000 millones de pesos para seguridad, 10% de aumento a los ramos 28 (participaciones) y 33 (aportaciones) y crear un Fondo para Atender la Agenda Social, como atención médica, educación y alimentación.

Enrique Vargas del Villar, alcalde de Huixquilucan, Estado de México, y presidente de la Asociación Nacional de Alcaldes (ANAC) afirmó: “venimos a exigir los recursos que necesitan los municipios y que quede bien claro, el presidente de la República nos tiene que escuchar, es una exigencia de todos los municipios del país, de todos los partidos políticos, incluyendo Morena. Esto no es una lucha de partidos, es una lucha por los municipios de nuestro país”.

Por su parte, Víctor Manuel Manríquez González, presidente municipal de Uruapan, Michoacán, lamentó los recortes presupuestales, principalmente del subsidio para el Fortalecimiento del desempeño en materia de seguridad pública (Fortaseg) que, dijo, se redujo de 4,000 millones de pesos a 2,000 millones de pesos, además de las complicaciones que tienen para cubrir los servicios públicos.

Recordó que en diciembre del 2018, previo a la discusión del presupuesto del 2019, “pedimos audiencia al presidente, donde presentamos un documento por la desaparición del Ramo 23, un ramo muy señalado por los moches y malos manejos, necesitamos que se hagan obras”.

Si bien durante el año se instaló una mesa de diálogo y hubo cinco reuniones con la Secretaría de Gobernación, la Comisión Nacional del Agua y la Secretaría de Comunicaciones y Transportes para obtener recursos adicionales, no se logró obtener “ni un solo peso para los municipios”, ahondó.

Hace un año se tomó el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México, como una medida drástica para ser escuchados, aunque no hubo solución; este año podrían tomar acciones al respecto, coincidieron los alcaldes.

La queja de los alcaldes fue que a pesar de las movilizaciones y múltiples solicitudes que han hecho el Ejecutivo federal nunca se ha reunido con ellos.

Juan Hugo de la Rosa, edil de Nezahualcóyotl, Estado de México, indicó que después de la Asamblea Nacional de la ANAC que realizaron en agosto, entregaron una serie de propuestas para la Ley de Ingresos y el Presupuesto de Egresos de la Federación, “pero no se concretó nada”.

“No tenemos ningún diálogo, con los otros órdenes de gobierno, ni con los poderes de la Unión, somos los que enfrentamos los problemas, estamos observando inconformidad, al no haberse realizado en el 2019 obras de infraestructura municipal”, enfatizó.

Usan gas para disuadir

Por su parte, Héctor Castillo, alcalde de Santa Catarina, Nuevo León, declaró que pidieron audiencia con el presidente en la rueda de prensa matutina “y al no dejarnos entrar empezaron los empujones y comenzaron a gasear a varios alcaldes”, presuntamente de la Guardia Nacional.

En contexto, la Coordinación General de Comunicación Social y Vocería de la Presidencia informó: “esta mañana un grupo de alcaldes encabezados por Enrique Vargas del Villar (Huixquilucan), Juan Hugo de la Rosa García (Nezahualcóyotl), Francisco Javier Castellón Fonseca (Tepic) y Víctor Manuel Manríquez González (Uruapan) arribaron a Palacio Nacional acompañados por el legislador Juan Carlos Romero Hicks, e intentaron entrar con la intención de ser recibidos en audiencia”.

El comunicado indica que desde el primer momento fueron atendidos por la coordinadora de Atención Ciudadana de la Presidencia, Leticia Ramírez Amaya, quien ofreció una mesa de trabajo por parte de la Secretaría de Gobernación para escuchar los planteamientos.

“No obstante, la respuesta de los alcaldes fue negativa e irrumpieron por la fuerza a través de la Puerta Mariana, con lo que pusieron en riesgo la vida de los trabajadores —dado que se trabaja desde andamios en la reparación de la fachada— y peatones, además de que agredieron al personal de seguridad. Por esa razón, con fines disuasivos se dispersó una dosis moderada de aerosol defensivo natural en el ambiente que no puso en riesgo la vida de ninguna persona”, se detalla.

Decálogo

El decálogo de peticiones para el presupuesto del 2020, elaborado de manera conjunta con la Conferencia Nacional de Municipios de México, destaca la solicitud de incrementar a 6,000 millones de pesos para el Fortaseg, aumentar el número de municipios beneficiados y que los ayuntamientos no tengan que pagar por el accionar la Guardia Nacional en su territorio.

Asimismo, que se aumenten 10% las participaciones del Ramo 28 y las aportaciones federales del Ramo 33 para estados y municipios, a fin de que cumplan con los criterios compensatorios y resarcitorios para los que fueron creados.

También piden mayor presupuesto para el Fondo de Apoyo al Migrante para que los gobiernos locales cuenten con mayor presupuesto para atender las caravanas migrantes; se recupere el Fondo Minero para beneficiar a los municipios por el desgaste de sus recursos naturales, y que se destinen recursos al Programa de Pueblos Mágicos.

El decálogo incluye eliminar del Artículo 115 constitucional, la exención del pago Predial a los inmuebles de la Federación y de los estados, a fin de que los municipios puedan incrementar sus recursos mediante la captación de dicho impuesto.

Los alcaldes del país solicitan al gobierno federal la creación de un Fondo para Atender la Agenda Social en los municipios y así coadyuvar a la atención médica preventiva, a las acciones de educación y alimentación de sus habitantes.

Gasto, a la baja

¿Por qué se quejan los alcaldes? De acuerdo con el Proyecto de Presupuesto de Egresos de la Federación (PPEF) 2020, el gasto federalizado previsto para estados y municipios, que se integran por participaciones, aportaciones, convenios de coordinación en materia de descentralización y reasignación y subsidios, suma 1.97 billones de pesos, menor en 0.5% real con relación al presupuesto aprobado para el 2019.

Es importante mencionar que las participaciones y aportaciones representan 89.3% de todos los recursos que la Federación da a gobiernos locales; ambos ramos sufrirían disminuciones.

A nivel local se observan descensos anuales, según el PPEF, en el Fondo de Fomento Municipal y en el Fondo de Aportaciones para el Fortalecimiento de los Municipios, cada uno de 0.5 por ciento.

Mesa de diálogo

Los alcaldes del país lograron establecer a la 1 de la tarde una mesa de diálogo con la Cámara de Diputados, para analizar sus demandas. Al cierre de la edición, Vargas del Villar informó que seguían con diputados explorando opciones para que municipios reciban los recursos necesarios para brindar servicios públicos y seguridad.

¿Qué solicitan los presidentes municipales?

• Incrementar 6,000 millones de pesos para el Fortaseg, crecer el número de municipios beneficiados y que los ayuntamientos no tengan que pagar por accionar la Guardia Nacional en su territorio

• Aumentar 10% las participaciones y las aportaciones federales

• Mayor presupuesto para el Fondo de Apoyo al Migrante

• Recuperar el Fondo Minero

• Destinar recursos al Programa Pueblos Mágicos

• Eliminar del Artículo 115 constitucional la exención del pago Predial a los inmuebles de la Federación y de los estados

• Crear un Fondo para Atender la Agenda Social

• Rediseñar la Ley de Coordinación Fiscal y sus fórmulas de las participaciones y aportaciones federales para los estados y municipios

Esfuerzo adicional para conseguir ingresos propios

Zapopan se suma a inconformidad de los munícipes

Guadalajara, Jal. El presidente municipal de Zapopan, Pablo Lemus Navarro, coincide con la inconformidad de los alcaldes de diferentes municipios del país que la mañana de este martes se manifestaron frente a Palacio Nacional en la Ciudad de México para exigir al gobierno federal mayor presupuesto para rubros como infraestructura y seguridad.

El munícipe de Zapopan aseguró que hay una inconformidad generalizada entre los presidentes municipales de todo el país por los recortes presupuestales de la Federación que se prevén para el 2020.

Lemus Navarro señaló que la reducción de recursos para temas prioritarios, como seguridad y salud, podría generar problemas para los ayuntamientos al cierre del año debido a la obligación de pagar aguinaldos y servicios.

“Debe haber congruencia en el discurso por parte del gobierno federal que, si el principal tema a nivel nacional es la seguridad, no podemos reducir recursos para fortalecer nuestras policías”, dijo el alcalde.

No obstante, Pablo Lemus destacó, por otro lado, que “también los alcaldes debemos hacer un esfuerzo adicional para conseguir los recursos a través de ingresos propios”.

De acuerdo con el presidente municipal de Zapopan, este 2019 el presupuesto federal destinado a seguridad a través de distintos fondos tuvo un recorte de 30%, mientras que, para el 2020, se prevé otra disminución de 40 por ciento.

Previamente, el primer edil zapopano había advertido que con el recorte presupuestal de la Federación en materia de salud, al municipio le preocupan los recursos que podrían perderse del Seguro Popular.

Explicó que, anualmente, llegan a los servicios médicos del municipio aproximadamente 50 millones de pesos para la atención a los afiliados del Seguro Popular, recurso que, dijo, podría dejar de recibir la dependencia local.

“Nos preocupa mucho que ese recorte vaya a afectar los servicios, sobre todo de las personas que menos tienen, ellos serán los más afectados con este recorte federal en materia de salud”, expuso.

Según Lemus Navarro, la centralización de los recursos federales va en contrasentido del progreso gubernamental a escala mundial.

Pese a la inconformidad que han mostrado con el Proyecto de Presupuesto de Egresos de la Federación 2020, ni los alcaldes ni el gobernador Enrique Alfaro se han mostrado a favor de una manifestación o un rompimiento con el gobierno federal, sino que han optado por el diálogo y el trabajo conjunto. (Con información de Patricia Romo)

[email protected]