Luego de considerar que las Zonas Económicas Especiales (ZEE) no cumplieron con la función para la que fueron creadas, el presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, anunció que éstas desaparecerán.

¿Desaparecen?, se le cuestionó; “Sí, totalmente”, dijo.

En conferencia de prensa en Palacio Nacional, expuso que el proyecto impulsado por la administración de Enrique Peña Nieto para fomentar la economía del sureste del país no cumplió con los beneficios que su implementación traería a esa región.

“Era para supuestamente ayudar, pero nunca hicieron nada por ayudar; hicieron negocios, compraron terrenos y derrocharon recursos. No se benefició en nada”, expuso.

Por parte de la Vocería del Gobierno de la República se precisó que como parte del plan económico de la actual administración, en lugar de continuar con las Zonas Económicas Especiales se priorizarán proyectos de desarrollo regional, como el Tren Maya, la refinería de Dos Bocas y el Corredor Transístmico.

Las siete ZEE en el país son Lázaro Cárdenas-La Unión (Michoacán y Guerrero), Coatzacoalcos (Veracruz), Salina Cruz (Oaxaca), Puerto Chiapas (Chiapas), Progreso (Yucatán), Seybaplaya (Campeche) y Dos Bocas (Tabasco).

Las Zonas Económicas Especiales fueron uno de los proyectos de desarrollo regional más importantes de la gestión de Enrique Peña Nieto, que nació en el 2016 con el objetivo de cerrar la brecha económica y social que existe entre el sur-sureste y el resto del país.

Hace un mes, como detalló El Economista, Rafael Marín Mollinedo, jefe de la Autoridad Federal para el Desarrollo de las Zonas Económicas Especiales de la Zonas Económicas Especiales (AFDZEE), de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), aseguró que este proyecto podría desaparecer.

En ese momento destacó que tener siete ZEE en el país imposibilita un desarrollo económico, “porque compiten entre sí las entidades y no hay ingresos suficientes para el Servicio de Administración Tributaria (...) Pulverizas porque hay una empresa aquí, una allá y no se concentra lo que tienes que desarrollar”.

“Hay expertos que nos han venido a hablar, como el Banco Mundial y el Banco Interamericano de Desarrollo, dicen que está bien que se establezca una ZEE, dos máximo, pero ya al tener siete pulverizas y no se concentra el desarrollo. Lo que se tiene que hacer es que hay que desarrollar una zona, como el caso del proyecto del Istmo de Tehuantepec, que todo se va a concentrar en esa franja del territorio nacional y poder desarrollarla”, aseveró el jefe de la AFDZEE.

Balance

La Ley Federal de Zonas Económicas Especiales, publicada en el Diario Oficial de la Federación el 1 de junio del 2016, manifiesta que la tarea de la ZEE es: “Impulsar el crecimiento económico sostenible que, entre otros fines, reduzca la pobreza, permita la provisión de servicios básicos y expanda las oportunidades para vidas saludables y productivas, en las regiones del país que tengan mayores rezagos en desarrollo social, a través del fomento de la inversión, la productividad, la competitividad, el empleo y una mejor distribución del ingreso entre la población”.

Al inicio de la actual administración se pensó que las ZEE podrían fortalecer sus proyectos para detonar el sur-sureste, como: Tren Maya, zona libre en Chetumal, modernización y construcción de refinerías y rescate del Istmo de Tehuantepec.

El balance de este proyecto es el siguiente: siete ZEE decretadas en ocho estados, marco jurídico federal, leyes estatales, cartas de intención de municipios y entidades avaladas por Congreso y cabildos, convenios de coordinación entre órdenes de gobierno, así como los Lineamientos para el Otorgamiento de Permisos, Asignaciones y Autorizaciones.

Al cierre del año pasado, en el corto plazo se identificaron inversiones de 8,234 millones de dólares en las siete ZEE, con una generación de 31,080 empleos directos, cifras que provienen de las 86 cartas de intención que se firmaron con empresas de diversos giros.

Mientras a largo plazo, el potencial de inversiones ascendió a 42,287 millones de dólares y la creación de 367,909 puestos de trabajo; las Zonas Económicas Especiales con mayor monto de recursos previsto son Coatzacoalcos (15,925 millones de dólares), Lázaro Cárdenas-La Unión (9,741 millones), Puerto Chiapas (5,818 millones) y Campeche (3,675 millones).

[email protected]