No sólo la industria de la tercerización de personal ha demandado al gobierno federal que se conozca el marco legal que regirá a la subcontratación laboral en el país; sino también las empresas que requieren activar la contratación de personal considerando las nuevas reglas.

De acuerdo con especialistas laborales, es fundamental que se discuta la iniciativa de ley sobre subcontratación en el actual periodo de sesiones de la Cámara de Diputados, pues en caso contrario se prolongará la incertidumbre para las compañías, quienes tienen que posponer sus planes de contratación y ampliación de sus plantillas laborales.

“Indiscutiblemente sería muy positivo que se conocería el marco legal que regirá a la subcontratación, eso le permitiría a las empresas tomar las diferentes decisiones que no lo han podido hacer desde que se envió la propuesta de reforma en la materia el 12 de noviembre de 2021”, explicó Germán de la Garza de Vecchi, socio Líder de Servicios Laborales en Deloitte México.

Existe expectativa porque la Comisión de Trabajo y Previsión Social retome la discusión sobre la iniciativa; pues cabe recordar que hay un acuerdo firmado entre empresarios, sindicatos y gobierno para que se discuta esta ley que pretende eliminar las malas prácticas en la contratación de personal por un tercero, dijo la legisladora, Anita Sánchez.

Esta semana se espera un nuevo encuentro entre la iniciativa privada y las autoridades laborales para afinar las propuestas en la reforma sobre subcontratación que originalmente contempla tres aspectos fundamentales para regular tres figuras: Subcontratación de personal; Servicios especializados y obras especializadas y agencias de colocación.

De tal manera que, “se prohíbe la subcontratación de personal que consiste en que una persona física o moral proporcione o ponga a disposición trabajadores propios en beneficio de otra”.

Cabe señalar que el pasado viernes pasado fuentes del sector privado informaron que se esperan que para avanzar en la reforma, pues ya se acordó que se aceptara en el pago de utilidades el tope de 3 meses de salario del trabajador sindicalizado más alto, más 20% según con lo que cuente cada empresa; sin que ello represente un cambio al 10% de reparto de utilidades que se otorga a los trabajadores.