El fabricante de automóviles estadounidense Ford estimó el jueves en 800 millones de dólares (705 millones de euros) el impacto que un eventual Brexit sin acuerdo tendría en sus resultados para 2019.

Este coste incluye la esperada desaceleración económica, la caída de la libra y la reintroducción de los aranceles aduaneros entre el Reino Unido y el continente, dijo Ford en un comunicado enviado a AFP.

El grupo asegura que todos estos factores "afectarían severamente las operaciones de Ford en el Reino Unido y en toda Europa, lo que potencialmente podría resultar en un coste de 800 millones de dólares en 2019".

Este anuncio se produce en un momento en que el fabricante acaba de anunciar una importante restructuración de sus actividades en Europa que provocará pérdidas de puestos de trabajo, que no ha cuantificado, con el fin de impulsar una competitividad considerada insuficiente.

El sindicato británico Unite había indicado que Ford tenía previsto recortar 1,150 puestos de trabajo en el Reino Unido. El grupo emplea a 54,000 personas en Europa, de las cuales 13,000 en el Reino Unido, donde se dedica a la fabricación de motores, pero no al montaje de automóviles.

abr