Una de las últimas decisiones de Barack Obama como presidente fue relajar la prohibicón a la importación de limones argentinos; una de las primeras decisiones de Donald Trump al tomar posesión del cargo fue suspender cualquier acuerdo vigente con Argentina y ponerlos a revisión. Este jueves, tras la visita de Mauricio Macri a Washington, el gobierno de Trump anunció que permitirá la importación de limones argentinos y pondrá fin a un diferendo que remonta al 2001.

El acuerdo se alcanzó durante una reunión mantenida entre el ministro de Producción de Argentina, Francisco Cabrera, y el secretario de Comercio estadounidense, Wilbur Ross, en el marco de la visita de Macri. Falta resolver un par de temas técnicos, pero la decisión ya está tomada , indicaron fuentes gubernamentales a El Cronista.

Este jueves al mediodía, durante la reunión que mantuvieron Macri y Trump en la Casa Blanca, el estadounidense sorprendió al afirmar ante la prensa que estaba al tanto del affaire de los limones: Ya sé todo sobre los limones

En una de las primeras medidas que tomó Trump en enero, el Departamento de Agricultura suspendió por 60 días el ingreso a ese mercado de los limones argentinos.

Argentina es el principal productor de limones, con 1.5 millones de toneladas anuales, y registró exportaciones de fruta fresca y jugos por 455 millones de dólares entre enero y noviembre pasados.

Sobre el tema del biodiesel, que se encontraba en la agenda de trabajo, Ross aseguró que hay buena disposición para alcanzar un acuerdo, pero aclaró que ese es un proceso más largo.