Las organizaciones sindicales independientes piden un papel de liderazgo de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS) en cuanto a la implementación e inspección de los procesos de legitimación de contratos colectivos dado que la reforma laboral, no han logrado eliminar las viejas prácticas del sindicalismo que promueve la Confederación de Trabajadores de México (CTM), y que en el caso del contrato colectivo de trabajo de General Motors (GM), se cometen todo tipo de irregularidades.

Así lo expresó Jerry Dias, líder sindical de la Unifor, central obrera de mayor representación en Canadá, quien ha acompañado a los trabajadores de la planta de Silao, Guanajuato; en el proceso de votación por la legitimación del contrato de trabajo y su disolución desde el 3 de noviembre, y que actualmente pretenden demandar la titularidad del contrato a través del Sindicato Nacional de Trabajadores y Trabajadoras de la Industria Automotriz (SINTTIA).

Tras señalar que hay cuatro organizaciones sindicales interesadas en la demanda del contrato, Dias dijo que tres de ellas son de la CTM, “con lo que pretenden distraer” al trabajador que ya rechazó, en votación, al Sindicato “Miguel Trujillo” de la CTM como su representante.

“La única razón por la que los trabajadores en Canadá y en los Estado Unidos ganan 60 dólares y los mexicanos ganan 2 dólares por hora, es porque las CTM se unió con sindicatos corruptos y  compañías para asegurarse de mantener los salarios bajos así que  no podemos esperar que ahora la CTM después de ser parte  del sistema que permitió la explotación,  ahora venga a ser el grupo  que los vaya a guiar a  la tierra prometida, es de verdad una ridiculez  pensar que ellos  pueden ser la solución, cuando históricamente y durante décadas, ellos han sido el problema”, sostuvo.

O participa el sindicalismo independiente, o habrá furia internacional

El líder sindical canadiense hizo una crítica a las autoridades laborales mexicanas, que si bien realizan todo para llevar a cabo la implementación de la reforma, el modelo sindical está arraigado y por ello es importante que se detecten desde ahora las prácticas de presión hacia los trabajadores.

Insistió en que el gobierno mexicano debe mostrar su compromiso y hay que tener liderazgo para implementar las reglas; “los trabajadores seguramente quieren un sindicato independiente (representándolos) si esto no se respeta, de otra forma se van a tener que enfrentar a la furia internacional colectiva de los trabajadores”.

Sostuvo que no sólo se trata del contrato colectivo de General Motors, sino del de varias compañías como Ford o Mercedes Benz, “pero estas compañías han explotado a los trabajadores mexicanos durante décadas, porque se los permitieron también y con esto yo diría que tenemos la primer prueba, y ya que todos nos están viendo, esperaría que todos se comporten de una manera coherente”.

Héctor de la Cueva, coordinador de Centro de Investigación Laboral y Asesoría Sindical (CILAS), comentó que la empresa tomó la decisión de llamar a tres sindicatos y al SINTTIA, pero “lo que se exigió, desde hace tiempo a la compañía, una reunión para actuar como sindicato independiente en la planta para que se le dieran facilidades”.

kg