Como parte de su estrategia para el combate al robo de combustibles, el gobierno de Andrés Manuel López Obrador prevé que la gestión de la red de ductos para transporte de petrolíferos en el país, que hoy coordina la subsidiaria Logística de Petróleos Mexicanos (Pemex), pase a manos de un organismo desconcentrado de la Secretaría de Energía (Sener), denominado Centro de Logística para la Distribución y Transporte de Petrolíferos, que se encargará incluso de firmar contratos con quienes quieran utilizar la red.

El Ejecutivo federal publicó este jueves para su consulta en la Comisión Nacional de Mejora Regulatoria (Conamer) un decreto para la creación de este centro, que será un nuevo órgano desconcentrado de la Secretaría de Energía, dotado de autonomía técnica, operativa y de gestión, de manera similar al Centro Nacional de Control de Gas Natural, que absorbió las actividades de Pemex Gas, o del Centro Nacional de Control de Energía que concentró la gestión de las redes de distribución eléctricas y anteriormente formaba parte de la Comisión Federal de Electricidad.

La infraestructura logística de Pemex cuenta hasta este momento con 8,958 kilómetros de poliductos, 1,485 autotanques, 525 carrotanques y 16 buquetanques para transporte, además de 77 terminales de almacenamiento y distribución y 15 terminales marítimas para estos fines, junto con la distribución en 1,468 pipas propias, a las que el gobierno añadirá 500 en los próximos días.

En la exposición de motivos para la creación de este nuevo centro, el presidente Andrés Manuel López Obrador asegura que “el combate al robo de hidrocarburos requiere de estrategias coordinadas por parte de las diversas dependencias de la Administración Pública Federal”, por lo que “resulta necesario crear una institución dentro del ámbito del sector energético, encargado de coadyuvar con la empresa productiva del Estado, Petróleos Mexicanos, y sus empresas productivas subsidiarias, así como con el sector privado, estableciendo estrategias para la realización de las actividades de distribución, transporte y, en su caso, almacenamiento de petrolíferos”.

Este centro tendrá por objeto establecer, implementar y ejecutar las estrategias y servicios de apoyo para la realización de las actividades de distribución, transporte y almacenamiento de petrolíferos y otros servicios relacionados, a fin de asegurar, fomentar y vigilar el adecuado suministro y abasto de los mismos en el territorio nacional, según el proyecto de decreto.

A la vez, tendrá atribuciones como establecer, coordinar, supervisar, dirigir y ejecutar estrategias operativas y de logística para la prestación eficiente de los servicios relacionados con su objeto y de implementar y supervisar sistemas de medición de flujo, calidad y control automatizado que se requieran, así como vigilar y evaluar el desempeño en la administración y operación de los almacenes y control de inventarios.

Además, la instancia será la encargada de coordinar y supervisar la medición, control y participación volumétrica de los petrolíferos recibidos y entregados; establecer estrategias y directrices de confiabilidad operacional de la infraestructura de almacenamiento, despacho y de gestión del mantenimiento respectivo, así como su ejecución, evaluación y cumplimiento.

Planeación

Junto con la Secretaría de Energía, que es la encargada de diseñar las políticas del sector, se ocupará también de administrar la planeación, evaluación y desarrollo de las actividades relacionadas la distribución, almacenamiento y transporte de petrolíferos en el país.

Entre sus atribuciones más relevantes estará la obligación de gestionar y celebrar los actos jurídicos relacionados directa o indirectamente con su objeto, es decir, contratos para la prestación de los servicios que coordinará con privados.

También de entregar a la Secretaría de Energía informes periódicos relativos a las actividades relacionadas con su objeto, así como informes de carácter extraordinario que la propia secretaría le solicite y establecer mecanismos de coordinación para la atención de posibles contingencias y emergencias derivadas de la ejecución de las actividades relacionadas con su objeto.

Finalmente, supervisará la aplicación de las estrategias, directrices, políticas, normas, planes, programas, procedimientos y sistemas de seguridad, salud en el trabajo, protección ambiental, así como estándares de desarrollo sustentable aplicables, en sus instalaciones y servicios prestados y, en su caso, proponer acciones para la mejora de procesos.

Se pagarán con ahorros: AMLO

Sedena operará nuevas pipas de gasolina

Andrés Manuel López Obrador, presidente de la República, creó una comisión integrada por las secretarias de la Función Pública, Irma Eréndira Sandoval, y de Economía, Graciela Márquez, así como la oficial mayor de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, Raquel Buenrostro, para que realicen la compra de 500 pipas que serán utilizadas por la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) para incrementar la distribución de gasolinas en el país.

“Ellas tres van a hacerse cargo de la adquisición de estas pipas. Ya iniciaron el proceso de consulta con fabricantes nacionales y extranjeros (...) Pronto vamos a tener este equipo que va a pertenecer a la Secretaría de la Defensa (Sedena), porque lo estamos concibiendo como un plan de emergencia para que no tengamos problemas de abasto de combustibles ante cualquier circunstancia”, refirió.

Indicó que además de la compra de las 500 pipas, se analizan otros medios para incrementar la transportación de combustible, como el traslado mediante el tren para alcanzar una meta de distribución conjunta de 200,000 barriles diarios.

“Vamos a mover combustible con pipas rentadas. Y como les comentaba, se van a comprar 500 pipas de 60,000 litros cada una, o 1,000 pipas de 30,000 litros. Lo que queremos garantizar es una capacidad para mover 200,000 barriles diarios adicionales”, indicó. Reiteró que la compra de pipas se hará con los recursos que se están ahorrando y recuperando por el robo de hidrocarburos.

Por otro lado, el presidente López Obrador aseguró que tiene información de que se están “vandalizando” plataformas petroleras en Campeche y el litoral de Tabasco.

Reiteró que se está investigando si hay robo de petróleo mediante la revisión a la contabilidad en la exportación de crudo.

“Es un asunto de contabilidad, de estar seguros de que se está exportando una cantidad y no otra, que la contabilidad al interior es la adecuada”, aseveró. (Con información de Jorge Monroy)

[email protected]