Si las autoridades federales y estales no permiten un mayor aforo y amplían el horario de apertura de los restaurantes en México, la industria restaurantera podría perder 122,000 negocios en el país, además de más de 100,000 millones de pesos en valor económico, lo que implicará desempleo, advirtió el vicepresidente de la Cámara Nacional de la Industria de Restaurantes y Alimentos Condimentados (Canirac), Germán González.

Afirmó que las ventas de los restaurantes se mantienen por debajo del 60%, a pesar de que ha comenzado una mayor apertura de actividades y algunos estados han entrado en semáforo amarillo y verde. Sin embargo, no ha sido suficiente y se requiere que haya mayor permisividad de las autoridades, a fin de evitar pérdidas de empleos en el sector.

Hasta el momento han cerraron cortinas alrededor de 90,000 restaurantes de un universo de 600,000 negocios censados por el INEGI, además de que se han perdido 200,000 empleos, con el riesgo de que se desaparezcan otros 100,000 fuentes al finalizar el 2020.

“En el censo del año pasado había 600,000 restaurantes y 96% son mini empresas y se habla del 20% de las unidades económicas, y depende del tipo de restaurantes y formato que tengan, pero las ventas en promedio están en menos de 60%”, alertó el empresario de Maison Kaiser.