El arrendamiento de autos creció en el primer trimestre del año, al pasar de una participación de 4 a 6% del total de las ventas de vehículos nuevos en México, donde Volkswagen lidera ese segmento, reportó la empresa alemana.

De enero a marzo, se arrendaron 12,446 unidades, de las cuales 1,389 fueron Jettas de Volkswagen, a través de arrendamiento puro.

Este esquema poco a poco está ganando terreno en el mercado mexicano por sus beneficios de la deducibilidad del 100% , señaló la automotriz.

En un comunicado, la empresa resaltó su liderazgo en el mercado y agregó que Volkswagen Jetta fue el vehículo más arrendado y el segundo con mejores ventas en su segmento (A Sedán), durante el primer trimestre del 2017.

La automotriz añadió que cuando se arrenda un coche, la inversión inicial corresponde sólo a un pago inicial de 5% de la unidad, mientras que, al adquirir un automóvil a través de financiamiento, se necesita un mínimo de 20% del costo total de la unidad.

Explicó que el plan Pyme Benefits que ofrece Volkswagen Financial Services tiene el objetivo de brindar una solución integral de movilidad para empresas, el cual permite mantener la operatividad y rentabilidad sin que distraigan capital de su negocio principal.

Además, dijo, de ser un nicho de mercado para el sector financiero, representa un valor agregado para las pequeñas y medianas empresas o los profesionistas independientes con actividad empresarial ya que obtienen beneficios fiscales, financieros y contables; tales como el uso del auto sin necesidad de adquirirlo, constante renovación, la deducibilidad de impuestos sobre la renta y de los gastos de uso del bien, entre otros.

VW explicó que el arrendamiento permite ofrecer de uno a 15 vehículos de las marcas de vehículos pasajeros, comerciales y Seat, y adicionalmente se obtiene beneficios como comisión por apertura, mantenimientos, servicios adicionales, seguro y reparaciones garantizadas en las concesionarias de la marca hasta por cinco años.

lgonzalez@eleconomista.com.mx