Tras el desconfinamiento de la actividad económica y los requerimientos de la demanda externa, la industria automotriz en México se reactivó en junio pasado y mostró una caída de 29.25% en producción y de 38.79% en exportaciones, aligerando el desplome que se registró en los dos meses anteriores pero reflejando una recuperación “lenta”.

México produjo 238,946 unidades en junio pasado, luego de enfrentar dos meses de paro obligatorio como parte de las medidas gubernamentales para evitar contagios del Covid-19, lo que provocó que se dejaran de ensamblar 99,775 autos respecto al mismo mes del 2019, de acuerdo con datos del Inegi.

El director de la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz (AMIA), Fausto Cuevas, mencionó que al entrar la etapa de desconfinamiento la industria automotriz reactivó las exportaciones en junio, “ya se está reiniciando la recuperación”; aunque aseveró que la situación de la industria automotriz en la región no es fácil y es una coyuntura complicada.

“El mercado interno está apenas está reiniciando la recuperación y dependerá en los próximos meses lo que sucede. Esta recuperación tendrá que ver con el resultado de las medidas sanitarias que se tomaron y hacia delante la forma como sociedad retomemos la nueva realidad y debemos seguir manteniendo y atendiendo. Esperamos que la recuperación continúe con la gradual recuperación de los mercados como se observó durante junio respecto a mayo y abril”, abundó el representante de las marcas fabricantes de vehículos ligeros en México.

Tras un semestre complicado en la operación, la industria mexicana acumula la producción de 1 millón 172,698 unidades, lo que representa una caída de 40.82% comparado con los primeros meses del 2019, cuando se fabricó 1 millón 981,487 autos.

Dicha caída, dijo, representa la etapa de confinamiento y desconfinamiento por el Covid-19 que enfrenta México y su mercado principal que es Estados Unidos, en donde se percibe una recuperación gradual y lenta, y que llevará más tiempo a la industria en regresar a los niveles previos a la pandemia.

Norteamérica crece cuota de mercado

La industria automotriz exportó 196,173 autos ligeros, cuando en junio del 2019 se vendieron 320,420 unidades, lo cual significa que se dejaron de exportar 124,297 unidades comparado con el mismo mes del año previo.

México envió 92.9% de sus exportaciones al mercado de Norteamérica durante junio, esto un aumentó en su participación de ventas 8.3%, comparado con igual mes del 2019; mientras el resto se diversificó al resto del mundo.

Esto significa que la industria automotriz atendió principalmente la demanda de Estados Unidos, a pesar de haber caído las exportaciones 31.9%, al pasar de 248,592 unidades a 169,199 autos vendidos en junio. La AMIA informó que en junio, los vehículos mexicanos representaron el 15.3% del total de las unidades ligeras vendidas en Estados Unidos.

De acuerdo con datos de Ward´s Automotive en EU, se comercializaron 1 millón 103, 791 vehículos, de los cuales 169,199 fueron autos ensamblados por México, representando el mayor proveedor de ese mercado, después del mismo EU y Canadá con 645,924 unidades. A nuestro país, le sigue Japón con 124,965 unidades enviadas a ese mercado, Corea con 78,946 vehículos y Alemania con 23,957 autos.

Al primer semestre, México  envió 1 millón 18,419 autos al mundo, una caída de 41.70%, con respecto a igual mes del 2019, lapso en el que vendieron 1 millón 746,813 unidades.

A Estados Unidos se exportaron 825,221 unidades, 39.8% menos durante el primer semestre contra igual periodo del 2019, pero México se mantiene como el principal proveedor de autos a esa nación. Y los autos mexicanos representan el 12.8% del total de las ventas de autos ligeros nuevos de dicho país.

Por su parte, Óscar Albin, presidente de la Industria Nacional de Autopartes (INA), destacó que derivado de esta recuperación en EU, la demanda de partes y componentes al finalizar el año podría tener una caída de 24% y ya no mayor a 30% como se anticipaba durante la pandemia del coronavirus.

Esto significa que se pasaría de una facturación de 97,834 millones de dólares del 2019 a 74,743 millones  en el 2020.

Refirió que el T-MEC será un alivio en esta recuperación, porque las empresas comenzaron a ajustar sus reglas de origen.

Mientras que Guillermo Rosales, director de la Asociación Mexicana de Distribuidores de Automotores (AMDA), también consideró que viene una recuperación en las ventas por aquellos consumidores con capacidad de compra o endeudamiento y con capacidad de empleo, así como por aquellos que estaban en proceso de renovar su unidad.

“Fortalecer el mercado interno automotor no es únicamente un impulso a las empresas y a los trabajadores que conformamos este sector sino que tiene un efecto positivo en más de 120 ramas de la industria y del comercio, amén de los servicios en la economía nacional”, expresó.

Declaración de INA-AMIA

Industria automotriz descarta alza generalizada en salarios tras inicio del T-MEC

Con la puesta en marcha del Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC), los salarios en la industria automotriz mexicana no aumentarán de 5 a 16 dólares por hora, como requisito para cumplir la regla de origen de un vehículo, sostuvo Alberto Bustamante, director adjunto de Industria Nacional de Autopartes (INA).

La regla de origen para vehículos ligeros y autopartes se modificó no sólo en su valor de contenido regional, que pasó de 62.5% a 75% en autos y de 75, 70 y 65% en autopartes, sino que contiene otros tres componentes que deberán cubrir los fabricantes en México, como es el índice salarial.

Este nuevo concepto establece que el 40% del contenido de los vehículos ligeros y el 45% de vehículos comerciales (pick up) debe ser fabricado en zonas de salarios de 16 dólares por hora.

No obstante, el directivo de la INA refirió: es falso que México vaya a pagar 16 dólares la hora. “De la regla de los 16 dólares la hora, se ha comentado mucho de que se van a incrementar los salarios en México pero esto es totalmente falso, porque no podemos llegar o pasar de 5 dólares a 16 dólares para cumplir la regla”, aseveró en conferencia virtual conjunta con la AMIA.

El incremento en sueldos será decisión de cada empresa, pero no significa un aumento salarial en toda la industria en México.

Si bien el sector automotriz es de los que mejor paga en el país, en algunos casos 5 dólares la hora, no se compara con un salario de 16 dólares la hora que se paga en Estados Unidos o Canadá, cerca de tres veces más.

Al respecto, Fausto Cuevas, director general de la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz (AMIA) explicó que para cumplir con los requisitos que impone el T-MEC en valor de contenido laboral no implica que en México se deban de pagar sueldos de 16 dólares la hora.

Se refiere, explicó, a que el 40% del contenido de los vehículos ligeros y el 45% de vehículos comerciales deberá contener piezas fabricadas en zonas con salarios de 16 dólares por hora.

No implica incrementar los salarios en esos niveles en México, “porque ni siquiera en Estados Unidos se paga en 16 dólares la hora, hay lugares en los que el salario está por debajo de este nivel”, es una medida que tiene que ver con el valor del vehículo más que con el salario per se, agregó.

[email protected]