La Secretaría de Hacienda y Crédito Público busca que el nuevo esquema de licitación para la compra de medicamentos sea segmentado y se realicen, por ejemplo, primeramente la de especializados, y después, de genéricos y otros tipos, esto después de asegurar que tuvo éxito el primer ejercicio de compra correspondiente a los antirretrovirales.

“Se están dividiendo por bloques y especialidades los tratamientos para llevar procesos separados de compras que puedan permitir una mejor revisión tanto del tratamiento como una mejor negociación en los precios. El primer caso de éxito fueron los antirretrovirales; estamos dejando primero los especializados porque suelen ser los más caros y no se habían venido actualizando”, señaló Raquel Buenrostro, oficial mayor de Hacienda, en conferencia de prensa.

Al informar que el proceso que se encuentra vigente, sólo de genéricos, tuvo que ser pospuesto por cuarta ocasión debido a que se presentaron fallas en el sistema de Compranet, Buenrostro destacó que se tiene previsto que sea el 28 de junio cuando se dé a conocer el fallo de las 1,040 claves que están en proceso de licitación, y que derivaron casi 6,000 dudas de la industria farmacéutica, cuya compra de gobierno será de 17,000 millones de pesos.

Un factor determinante en los precios, explicó la funcionaria en conferencia de prensa, fue separar la distribución de la compra de medicamentos; “una cosa es el proceso de elaboración de medicamentos y otra la distribución, en el caso de la distribución se va hacer también un proceso competitivo”. Para asignar la distribución se hará sobre las empresas que tienen todos los permisos que requiere y son necesarios, de acuerdo con Cofepris.

De tal manera que las autoridades del sector salud dividirán en cinco regiones la distribución, considerando las indicaciones de Cofepris en cuanto al manejo de medicamentos, de modo que “nosotros no tengamos que tener oligopolios, ahora se volverá más competitiva”.

Asimismo, se irán sincronizando las fechas de compra de medicamento con las subastas de distribución.

La oficial mayor de Hacienda aseguró que no se vivirá un desabasto de insumos para la salud, ya que el pasado 28 de noviembre se firmó un contrato para todo el abasto de medicamentos .

“Hay un contrato que está consolidado en el IMSS para todo el abasto hasta el 31 de diciembre del 2019. Este ejercicio intermedio es de apoyo a las entidades federativas, pues algunas durante seis años no hicieron pagos de los medicamentos, le deben muchísimo dinero a los laboratorios y algunos ya no les quieren surtir. Este proceso intermedio se hizo justo para apoyarlas, para que sea el propio gobierno (federal) el que adquiera los medicamentos y se los entregue a los estados”, destacó.

Precios de referencia

Respecto al precio de referencia para el proceso que está en curso, la funcionaria sostuvo que se realizó por tres vías: tomando el precio de referencia del IMSS, eliminando la distribución y con estudios de mercado apoyados por la ONU.

“Los precios de referencia se determinaron primero tomando en cuenta el precio al que adjudicó el IMSS, ésa es la primera referencia; después, tomando la línea de negocio de la distribución que a nivel internacional anda más o menos entre 5 y 7% de los costos del valor del medicamento; si nosotros no estamos comprando la distribución, entonces le quitamos ese porcentaje; adicionalmente estamos trabajando con un organismo de la ONU para que nos ayude a hacer un estudio de mercado internacional para determinar lo que se llaman precios regionales, el hecho de que la industria sea nacional no significa que nos estén dando el mejor costo, además de las reuniones con las industrias y así se determinaron los precios de referencia”, dijo.

[email protected]