La relación reserva producción de hidrocarburos del país, es decir, el tiempo que tardarían en terminarse el petróleo y el gas al ritmo de producción actual con las reservas probadas con 90% de posibilidades de ser extraídas, es de 8.5 años al 1 de enero de 2019, además de que los trabajos de exploración del año pasado permitieron restituir sólo 2.8% de los hidrocarburos extraídos, reveló la Comisión Nacional de Hidrocarburos (CNH).

En términos generales la tasa de restitución de reservas es el volumen de incorporación de reservas en cada una de las categorías totales o incrementales en comparación con la producción total del año anterior, es decir, es la valoración de la cantidad de hidrocarburos que se reponen o incorporan respecto a un volumen producido, en un mismo periodo.

En otras palabras, es la relación que mide cuantos barriles han podido ser restituidos en comparación con los barriles que han sido producidos en un cierto periodo de tiempo, normalmente en un año. Este indicador puede ser representado por el tipo de actividad que se desarrolla en un periodo de tiempo y con base en los nuevos descubrimientos, de 15% que se reportó el año pasado, y de más de 100% en 2012, ha caído a sólo 2.8 por ciento.

Así, las reservas probadas o 1P de hidrocarburos de México bajaron 6.9% en un año para ubicarse en 7,900 millones de barriles de petróleo crudo equivalente al 1 de enero de 2019, informó según informó el viernes pasado en su reporte anual el regulador.

Ello, derivado de que conforme a la información presentada por Petróleos Mexicanos y por los contratistas Deutsche Erdoel México, Petrolera Cárdenas Mora, Hokchi Energy y ENI-México, la cifra consolidada Nacional en la categoría 1P presenta una disminución de 6.2% en aceite, que se redujo a 6,100 millones de barriles y de 3.7% en gas natural, que se ubicó en 9.7 billones de pies cúbicos.

Con relación a la categoría probada más probable o 2P, cuya presentación se anticipó para luego  ublicarse de manera consolidada en dos meses, se presentó una disminución de 2.7% en aceite, un incremento de 7.5% en gas y una disminución de 2.0% en petróleo crudo equivalente, respecto con las cifras al 1 de enero de 2018.

Por su parte, la categoría 3P, a la que se añaden las reservas posibles, presenta una disminución de 1.9% en aceite, un incremento del 7.8% en el gas y una disminución de 1.4% en petróleo crudo equivalente, respecto al año anterior.

Variaciones

Las variaciones a la baja son producto de la falta de éxito en la exploración petrolera nacional, pero además, detalló el regulador, hubo certificaciones de reservas este año ya que las Asociaciones entre Pemex con las compañías Petrolera Cárdenas Mora y Deutsche Erdoel México, adicionaron volúmenes de aceite a las Reservas de la Nación por el concepto de revisiones en las siguientes categorías: 1P: 11.7 millones,  2P: 28.7 millones y 3P: 36.1 millones de barriles.

A la vez, los descubrimientos reportados por Pemex al 1 de enero de 2019 fueron: Doctus, Cahua, Chocol, Cibix, Mulach y Manik NW, que incorporaron en aceite 1P: 22.1 millones de barriles, 2P: 71.8 millones y 3P: 180.1 millones de barriles; mientras que en gas fue de 1P: 18.9 billones de pies cúbicos, 2P: 182.6 billones y 3P: 255.1 billones de pies cúbicos.

Los principales incrementos de reservas de gas por el concepto de revisiones se presentaron en el campo Ixachi, el cual añadió reservas para la Nación en: 1P: 788.6 millones de pies cúbicos, 2P: 2,153.1 billlones y 3P: 2,783.1 billones de pies cúbicos.

Entre los mayores decrementos de Reservas en aceite fueron básicamente por el concepto de revisiones, entre ellos el campo Xanab, disminuyendo: 1P: 54.9 millones de barriles, 2P: 160.1 millones y 3P: 156.9 millones de barriles.

[email protected]