El interés por viajar a México es creciente. Durante el 2014 llegaron al país 12 millones 958,638 personas vía aérea, lo que representó un incremento de 9.9% respecto del año previo, de acuerdo con el Instituto Nacional de Migración (INM).

La histórica cifra fue impulsada por el aumento de 10.8% en el ingreso de visitantes de Estados Unidos, principal mercado emisor, que sumó 7 millones 348,503. Canadá y Reino Unido se mantienen en segundo y tercer sitios, con 1 millón 646,158 y 432,305 viajeros.

En cuarto sitio se colocó Brasil, con 300,919 personas. El año pasado, este país desbancó a España y Colombia, que se habían disputado esa posición en los últimos cinco años.

El repunte es consecuencia de la eliminación de la visa para viajar a México, desde mayo del 2013. La ciudad de México y Cancún son los principales destinos visitados.

A finales del año pasado, la secretaria de Turismo, Claudia Ruiz Massieu, aseguró que a pesar de los diversos retos que ha enfrentado la imagen del país en el exterior, como consecuencia de los incidentes de inseguridad registrados en algunas entidades, los indicadores turísticos muestran cifras positivas, lo que demuestra que vamos en el camino correcto y seguiremos trabajando por llevar al sector al sitio que merece .

Esta semana, el Banco de México dará a conocer los datos de llegadas de turistas internacionales al país en el 2014, que de acuerdo con estimaciones de la Facultad de Turismo y Gastronomía de la Universidad Anáhuac, sumaron 28.8 millones, lo que supondría un incremento de 19%, respecto del 2013.

Mejora promoción

El director de Talaria Marketing, Rodrigo Cobo, dijo que las cifras récord que ha reportado el sector turístico mexicano son resultado de una promoción efectiva en los mercados adecuados, la diversificación de los mensajes (resaltando nuevos destinos culturales y productos como la gastronomía) y la eficiencia en las políticas públicas para la facilitación de los viajes, a pesar de que aún hay aspectos por mejorar.

Se maneja ahora una comunicación enfocada en promover destinos y no en apagar fuegos como la inseguridad. Además, hay una atención particular a los mercados en crecimiento en materia de conectividad , concluyó.

Turistas extranjeros

alejandro.delarosa@eleconomista.mx