La cadena de tiendas de tecnología RadioShack se declaró en bancarrota este jueves al no poder llegar a un acuerdo con sus acreedores.

El pasado martes 23 de febrero, se habló del cierre de sus establecimientos y la venta de la mitad de los mismos a Spint Corp.

En 2014, cerró a finales de marzo más de 15 sucursales en México y hasta 1,100 establecimientos en Estados Unidos.

El accionista Standard General LP compraría hasta 2,400 tiendas.

RadioShack informó de activos por 1,200 millones de dólares y pasivos por 1,390 millones de dólares en su petición de bancarrota en una corte de Delaware.

La empresa había advertido en septiembre que podría presentar la bancarrota si las conversaciones con sus acreedores y accionistas para una reestructuración o una venta fallaban.

Los principales acreedores de RadioShack incluyen al fondo de cobertura Standard General LP y a Salus Capital Partners.

RadioShack, que tuvo 11 trimestres consecutivos de pérdidas al no poder convertirse en un lugar para los compradores de celulares, dijo en un comunicado que una filial de Standard General y la empresa de telefonía móvil Sprint comprarían entre 1,500 y 2,400 de sus más de 4,000 tiendas.

"Estas medidas son la culminación de un proceso que intentó conseguir el máximo de valor para nuestros accionistas", dijo el presidente ejecutivo de RadioShack, Joe Magnacca.

Con información de Reuters

mfh/mac