Una sopa Maruchan es un producto desarrollado por la compañía de origen japonés Maruchan. La empresa cuenta con varios productos que tienen diferentes presentaciones, todas sopas. Estas sopas se pueden preparar de manera “instantánea”: están precocidas para agregar agua hirviendo y terminar su preparación en unos pocos minutos.

Generalmente las sopas instantáneas contienen harinas, potenciadores de sabor, aceites vegetales y/o grasas animales, derivados de soya, extracto de levadura, azúcares (azúcar, glucosa, fructosa o lactosa), sal, antioxidantes sintéticos, conservadores y colorantes. Las cantidades e ingredientes dependen de cada presentación de las sopas; algunas tienen más de 30 ingredientes. 

Por su alto contenido de sodio y otros aditamentos, el consumo en exceso de estas sopas (no sólo las Maruchan sino en general las llamadas sopas instantáneas) puede derivar en enfermedades crónico-degenerativas como diabetes, obesidad e hipertensión.

La Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) realizó una operación administrativa para impedir la comercialización de 129,937 unidades de sopas instantáneas que corresponden a 12 productos de 9 marcas diferentes. En un comunicado, esta oficina pública para la protección de los consumidores informó que la comercialización de la sopa Maruchan Ramen, que tiene cantidades mínimas de verdura, incurre en publicidad engañosa, por lo que también será retenida en los próximos operativos.

Las acciones de la Profeco son consecuencia de un Estudio de Calidad que realizó el Laboratorio Nacional de Protección al Consumidor a 33 productos de sopas instantáneas de distintas marcas y en atención a 68 denuncias recibidas.

En el Estudio de Calidad que fue publicado en la edición de octubre de la Revista del Consumidor se revisó cuatro de los productos de la marca Maruchan: Instant Lunch, Bowl, Yakisoba y Maruchan Ramen

Ingredientes críticos en las sopas Maruchan

Entre los ingredientes de las sopas instantáneas se encuentran algunos de los llamados nutrientes críticos, tales como calorías, azúcares, grasas saturadas y sodio. 

¿Por qué preocuparnos por estos ingredientes? El consumo de estos nutrientes críticos en cantidades mayores a las recomendadas, pueden provocar afectaciones a la salud. En el caso de las calorías, pese a que todos los alimentos producen calorías, el consumir más calorías de las que gasta nuestro cuerpo es una de las causas fundamentales del sobrepeso y la obesidad

En el caso de los azúcares, su consumo excesivo puede provocar obesidad y diabetes. Así como enfermedades crónicas del corazón e incrementa el riesgo de padecer cáncer. Con lo que respecta a las grasas saturadas, el consumo excesivo incrementa el riesgo de padecer enfermedades del corazón y aumenta el colesterol “malo” en la sangre.

Consumir sodio —sustancia que está presente en la sal de cocina— en exceso puede causar hipertensión, enfermedades cardiovasculares y hasta derrames cerebrales.

¿Qué resalta el estudio de los productos Maruchan?

1. Instant Lunch

De esta sopa se analizó la versión Sabor a Pollo. En el Estudio de Calidad se indica que este producto está hecho de pasta de harina de trigo precocida y tiene una mezcla de condimentos deshidratados sabor a pollo. Contiene 1.71 gramos de proteína por cada 100 gramos; 3.50 gramos de grasa por cada 100 gramos; 11.52 gramos por cada 100 gramos y 84 kilocalorías de contenido energético por cada 100 gramos. 

De esta sopa se encontró que declara contener vegetales pero sólo contiene 4 gramos por cada 100 gramos. También se resalta que su envase está hecho de unicel, lo que representa un daño a la salud, ya que si se calienta en el microondas, estos envases liberan dioxinas que se combinan con los alimentos y son nocivas para la salud.

Además, este tipo de envases provoca un daño al ambiente, ya que el material tarda de 500 a 800 años en degradarse. 

Este producto cuenta también con un sello de advertencia por su alto contenido de grasas saturadas. Su contenido de sodio es de 290 miligramos por cada 100 gramos.  

La sopa Instant Lunch también ha sido analizada por la organización ciudadana El Poder del Consumidor, que en 2013 publicó la “radiografía” de la sopa instantánea Maruchan. 

En ese año, esta organización de defensa de los consumidores descubrió que un vaso de este producto contenía la mitad del sodio recomendado para un adulto y en un niño, este mismo vaso de sopa cubre el total de su máximo requerimiento diario de sodio. La cantidad de fibra, 2.1 gramos, es muy baja para un adulto. 

El Poder del Consumidor detectó que, pese a ser un producto “sumamente salado”, se le añadía azúcar, como estrategia que generalmente utiliza la industria que mezcla azúcar y sal para diluir los sabores intensos, ya que, de acuerdo con la asociación, la combinación de estos dos ingredientes, junto con grasa genera que los consumidores comamos más del producto.  

2. Bowl

La sopa instantánea Bowl, en su versión Con camarón y habanero, es una pasta de harina de trigo precocida con mezcla de condimentos deshidratados con camarón y habanero. El Estudio de Calidad ha determinado que este producto no cumple con el contenido de vegetales que dice tener (col, maíz, zanahoria, cebolla, ajo y cebollín), ya que su contenido sólo es de 5 gramos por cada 100 gramos o 4.5 gramos por envase.  

Contiene 2.13 gramos de proteína por cada 100 gramos: 4.15 gramos de grasa por cada 100 gramos; 15.71 gramos de carbohidratos por cada 100 gramos; en contenido energético tiene 109 kilocalorías por cada 100 gramos. 

Su contenido de sodio es de 287 miligramos por cada 100 gramos, apenas por debajo de los 350 mg/100 g que ya lo convertirían en un producto con exceso de sodio. Lo que sí es que contiene el sello de alerta por exceso de grasas saturadas.  

3. Yakisoba

La sopa de Maruchan Yakisoba en su versión Sabor a Pollo está compuesta por pasta de harina de trigo precocida con mezcla de condimentos deshidratados. De esta se encontró que pese a indicar que contiene vegetales (col, maíz, zanahoria, cebolla y ajo), su contenido real de estos es de 4 gramos por cada 100 gramos, o de 4.5 gramos por empaque.

El Estudio de Calidad de la Profeco destaca que de las sopas instantáneas de vaso o tazón analizadas la Yakisoba es la que contiene más kilocalorías y carbohidratos por cada 100 gramos de producto preparado. Su contenido de sodio es de 391 miligramos por cada 100 gramos y tiene dos advertencias en su empaque, el sello de exceso de grasas y exceso de sodio. 

Su contenido de proteína es de 3.34 gramos por cada 100 gramos; el de grasa es de 6.16 gramos por cada 100 gramos; el de carbohidratos es de 25.56 gramos por cada 100 y el contenido energético es de 171 kilocalorías por cada 100 gramos.     

4. Maruchan Ramen

La Maruchan tipo Ramen en su versión Sabor a Pollo es una pasta de harina de trigo precocida mezclada con condimentos deshidratados sabor a pollo. De esta sopa instantánea se encontró que su contenido de vegetales (ajo, cebolla y cebollín) es realmente bajo, ya que el Estudio de Calidad señala que solo contiene 0.01 gramos por cada 100 gramos, o 0.0085 gramos de vegetales por envase.    

También se explica que su sabor a pollo es por los saborizantes que contiene, pero no cuenta con cantidades de este alimento. La cantidad de sodio que poseé es de 250 miligramos por cada 100 gramos, una cantidad mediana, no muy por debajo de los 350mg/100g que indicarían que un producto ya contiene exceso de sodio. 

Su contenido de proteína es de 1.50 gramos/100g; el de grasa es de 2.64g/100g; el de carbohidratos es de 11.16g/100g y su contenido energético es de 74 kilocalorías por cada 100 gramos. Cuenta solo con un sello de advertencia que indica que este producto tiene exceso de grasas saturadas. 

En una “radiografía” realizada por el Poder del Consumidor en 2020, donde se analizó este mismo producto pero en su presentación Sabor a Camarón, Limón y Habanero, se detalla que el contenido de sodio por cada bolsita de este producto contiene es equivalente al 81% del requerimiento diario total para un adulto y es 108% del requerimiento para un niño. 

También se resalta que el 49% de las grasas que contiene son grasas saturadas y se emplean 39 ingredientes en total para su elaboración, entre ellos, glutamato monosódico y otros aditivos perjudiciales. 

A la sopa instantánea Maruchan Ramen se le agregan dos tipos de endulzantes, los cuales son maltodextrina y azúcar. Al igual que pasa con su Instant Lunch, a pesar de que el alimento es salado, se le añaden azúcares, esto para que el producto tenga mayor palatanilidad, optimizando su sabor para que este genere en el consumidor la “necesidad” de recurrir frecuentemente a él. 

El Poder del Consumidor indica en su “radiografía” que el contenido de grasas que contiene el producto es el equivalente a casi 3 cucharadas cafeteras de grasa, es decir una cantidad alta. También se revela que el 49.3% de la grasa total del producto es grasa saturada.  

¿Por qué se considera dañino su consumo en exceso?

Entre las cosas que advierte el Estudio de Calidad de la Profeco es que consumir sopas instantáneas en exceso puede generar enfermedades crónico-degenerativas, como diabetes, obesidad e hipertensión, esto por su alto contenido de sodio y otros aditamentos.

También se advierte sobre el contenido de glutamato monosódico, un controvertido potenciador de sabor, que es un aditivo alimenticio muy común en los alimentos procesados. Este se extrae de plantas como el betabel o la caña de azúcar. Su función en la industria es hacer que la lengua sea más receptiva a los condimentos. 

La Profeco, en un estudio realizado en 2013, resalta que este aditamento no es considerado como un peligro por la FDA de Estados Unidos,por otra parte el Comité Mixto FAO/OMS de Expertos en Aditivos Alimentarios (JECFA) ha indicado que aunque existen personas que presentan síntomas adversos por su consumo, no hay base científica para atribuir las reacciones. 

A su vez, dice que los detractores del glutamato monosódico aseguran que existen investigaciones que prueban su relación con síntomas como: dolor de cabeza, sensación de presión en la cara, sudoración, sofocación, adormecimiento de la boca, dolor de pecho, taquicardia, dificultad para respirar y debilidad.  

Se advierte también de su alto volumen de agua por porción, que en combinación con los hidratos de carbono, provoca saciedad y además, nulifica su aporte nutrimental.  

De las sopas instantáneas que vienen en vaso, como es el caso de la sopa Maruchan Instant Lunch, se advierte de no calentar en microondas, instrucción que aparece en el contenedor de la sopa con una imagen en rojo de un microondas siendo tachado y en letras pequeñas dice “no cocine en microondas”. Esta instrucción es probable que muchos no la sigan, ya que incluso en algunos establecimientos como OXXO te dan la opción de calentar este tipo de sopas en el horno de microondas. 

¿Por qué no calentar en microondas?

De acuerdo con el estudio publicado en la Revista del Consumidor sobre las sopas instantáneas, al calentar estos productos en el horno de microondas se liberan dioxinas, las cuales se combinan con los alimentos y son nocivas para la salud. 

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud, las dioxinas tienen elevada toxicidad y pueden provocar problemas de reproducción y desarrollo, afectar el sistema inmunitario, interferir con hormonas y, de ese modo, causar cáncer.

Recomendaciones sobre el consumo de sopas instantáneas 

Si ya estás decidido a comprar sopas instantáneas, las recomendaciones que da el Estudio de Calidad son:

Leer bien la etiqueta y seguir las instrucciones de preparación del producto. 

No consumir estos productos en exceso.

Considerar las porciones, es decir, ver con exactitud cuál es el aporte de energía y nutrientes de la sopa en relación a todo el contenido. 

Revisa el estado del envase, es decir, no consumirlas si el envase se encuentra dañado o roto. 

¿Qué es Maruchan?

La empresa Maruchan cuenta con una gama de productos de sopas instantáneas, en diferentes presentaciones y contenedores. La compañía, de origen japonés, incursionó en las sopas instantáneas en 1961, para luego, en 1972 entrar al mercado internacional como distribuidor de la sopa ramen. 

La empresa que en un principió se estableció en California, Estados Unidos, ha crecido a México y Latinoamérica.   

En su descripción, la compañía asegura que debido a su proceso único desarrollado por sus propias técnicas en alimentos, comenzó a adquirir popularidad en Japón por su “conveniencia y excelente sabor”.

Cuenta con cinco productos, que a su vez tienen diferentes presentaciones.

1. Maruchan Instant Lunch

Tiene seis presentaciones:

  • Con camarón, limón y habanero
  • Con camarón y chile piquín
  • Camarón y limón
  • Pollo picante
  • Sabor a queso
  • Sabor a Carne de Res
Foto: Maruchan.

2. Maruchan Ramen

Tiene seis presentaciones:

  • Sabor a camarón picante
  • Sabor a camarón, limón y habanero
  • Sabor a pollo
  • Sabor a pollo picante
  • Sabor a camarón
  • Sabor a carne de res
Foto: Maruchan.

3. Maruchan Yakisoba

Tiene dos presentaciones:

  • Carne de res estilo teriyaki
  • Pollo
Foto: Maruchan.

4. Maruchan Bowl

Tiene tres presentaciones:

  • Con camarón, limón y habanero
  • Sabor a pollo
  • Sabor a pollo con habanero
Foto: Maruchan.

5. Ottima pasta

La pasta gourmet de Maruchan, Ottima pasta, tiene tres presentaciones distintas: 

  • Estilo pesto
  • Estilo arrabiata
  • Sabor a queso
Foto: Maruchan.