La idea de impulsar a las pymes como un eslabón esencial para el crecimiento de Argentina fue la base del V Seminario Pyme, organizado por El Cronista Comercial y la revista Apertura, en el que actores del sector manifestaron su preocupación sobre el impacto que tendrá la decisión del gobierno de restringir las importaciones.

La desaceleración en el consumo, la inflación y un tipo de cambio poco competitivo en comparación con Brasil fueron otras de las señales negativas indicadas por las pequeñas y medianas empresas de cara al 2012.

El economista Orlando Ferreres alertó que la medida adoptada por Argentina para frenar las importaciones afecta en especial al sector, que siente la falta de insumos, lo cual frena su cadena de producción.

El tipo de cambio es uno de los mayores interrogantes, sumado a una menor demanda de productos argentinos, más la inflación y desaceleración del consumo, alentada por la decisión de quitar los subsidios a los servicios públicos, hace que la gente se cuide más en el gasto , analizó el economista.

El diputado nacional Francisco de Narváez, que integra la Comisión Pymes en la Cámara Baja, consideró que en Argentina todo atenta contra el emprendedor .

Hoy debería haber un Ministerio Pyme, los microemprendedores dan un impulso a la economía. Quiero empresarios que no tengan miedo a invertir , expuso.

Respecto de las trabas a las importaciones que afectan en forma directa al sector, el legislador lamentó que la intervención (del Estado) es de mala calidad y pidió intervenir inteligentemente .

Dudas adentro y afuera

Santiago Balart, director de la división de Corporate Finance de pwc Argentina, comentó que una medida de este tipo, sumada al cerrojo con respecto al giro de dólares al exterior genera que muchas firmas que quieren sumarse a las pymes locales lo piensen dos veces.

Balart explicó que quienes apuestan a invertir en Argentina prefieren comprar un porcentaje y que otra parte quede en el país, porque los argentinos saben cómo está el país y pueden hacer una lectura que muchas veces le cuesta hacer al extranjero .

Hay interés en Argentina, pero con medidas poco claras también hay dudas. Les atraen las empresas, pero no compran el país , admitió Balart.

Marcelo Elizondo, director general de la consultoría DNI, dijo que trabajar las importaciones es trabar el proceso de producción, es afectar las expectativas .

Argentina no tiene fuerzas para aumentar las exportaciones, entonces reduce las importaciones , y consideró que en las próximas semanas debería haber una distensión en los controles, ya que una situación así no es sustentable de ninguna manera .

Contenido de la Red Iberoamericana de Prensa Económica