La producción petrolera nacional creció 1.3% mensual, a 1.712 millones de barriles diarios en el mes de septiembre, el volumen más elevado desde octubre del año pasado, según el reporte de la Comisión Nacional de Hidrocarburos (CNH). En la comparación interanual, se observó una caída de 5.2%, que fue menor a la de 5.9% registrada en agosto.

Del volumen de aceite extraído, únicamente 1.7% corresponde completamente a privados, aunque ese porcentaje sube a 2.5% si se consideran los contratos de asociación de Petróleos Mexicanos (Pemex) con privados.

Mediante las asignaciones con que cuenta Pemex, la extracción llegó a 1.618 millones de barriles, que es el indicador más alto desde febrero pasado. Las asignaciones representan así 94.5% de la producción nacional, y en comparación con septiembre del año pasado llevan una caída de 6.9 por ciento.

En tanto, la producción a través de contratos diseñados tras la reforma energética fue de 94,454 barriles por día, 5.5% de la extracción nacional. Sin embargo, el contrato de la petrolera estatal sin socio en aguas someras de los campos Ek-Balam llegó a 50,067 barriles por día, es decir, 53% de la extracción de contratos en el país. En este campo, la producción ha subido 37% en un año.

En septiembre, 15 contratos en total (incluyendo Ek-Balam) reportaron producción. Además de la actividad en Ek-Balam, Pemex tiene participación en otros cinco contratos, ya sea porque migraron del régimen anterior o porque fueron adjudicados a través de procesos de farmouts a privados.

La producción de septiembre de estos cinco contratos en los que participa Pemex fue de 30,102 barriles diarios. Esto incluye las migraciones a producción compartida en Santuario-El Golpe, donde opera Petrofac, y en Ébano, operado por Diavaz, además de la migración a licencia en Miquetla, de Diavaz y Weatherford, así como los farmouts en Cárdenas-Mora, de Cheiron y Ogarrio, donde opera Deutsche Erdoel.

Pero, conforme la participación en el contrato que reporta la CNH para Pemex en cada una de estas áreas, que es de 64% en Santuario-El Golpe; de 50% en Cárdenas-Mora; de 50% en Ogarrio; de 45% en Ébano, y de 49% en Miquetla, 16,455 barriles por día corresponden a la empresa del Estado, 17% de la extracción mediante contratos.

Lo anterior implica que, al sumar la producción de las asignaciones de Pemex, su contrato en Ek-Balam y la participación de la estatal en asociaciones, 1.684 millones de barriles diarios corresponden a Pemex, volumen que representa 98.3% de la producción petrolera nacional.

El restante 1.7% corresponde a la participación de privados en las asociaciones y a nueve contratos que son completamente operados por privados, de los cuales el mayor volumen es del contrato de producción compartida de la italiana ENI en el campo Miztón, que con apenas tres meses de producción pasó de 5,415 barriles diarios en julio a 9,431 barriles diarios en agosto. Así, la producción de ENI en el campo Miztón, adjudicado en la Ronda 1.2, representa ya 10% de la producción mediante contratos en el país.

Rondas 1.3 Y 2.3

Además, seis contratos con producción son de licencia, derivados de la Ronda 1.3, que fue la primera licitación en campos terrestres, y en conjunto aportaron 4,417 barriles por día en septiembre, es decir, 4.7% de la producción a través de contratos en el país.

La producción de estos seis campos, operados por Diavaz, Renaissance Oil, Tonalli Energía, Servicios de Extracción Petrolera Lifting y Perseus, se ha incrementado en 20% en un año, desde 3,670 barriles por día que produjeron en septiembre del año pasado.

Finalmente, dos contratos de licencia terrestres con producción son de la Ronda 2.3, y ambos son operados por la regiomontana Jaguar Exploración y Producción. En conjunto, aportaron 577 barriles diarios, 0.6% de la producción de contratos. Se trata del área CS 01, en Tabasco, que aportó 429 barriles por día y el área VC 02, que reportó 8 barriles por día en Veracruz.

[email protected]