Porcicultores mexicanos podrían reiniciar contra Estados Unidos en unas semanas el proceso por prácticas desleales en la comercialización de carne de cerdo, tras asegurar que la importación desmedida y a precios dumping ha provocado el estancamiento del sector y el desplazamiento del producto mexicano.

En el marco de la Gira Gastronómica México Sabe , el presidente de la Confederación de Porcicultores Mexicanos, José Luis Caram Inclán, aseguró que hay argumentos para que las autoridades federales y en especial la Secretaría de Economía revise no sólo el nivel de importaciones sino el precio al que entran al país.

Explicó que mientras los costos de producción de partes como la pierna son de alrededor de 50 pesos el kilo, entra al país en 23, siendo que está representan la cuarta parte del cerdo lo que ha provocado grandes pérdidas al sector.

El daño ha sido impresionante simple y sencillamente no nos han dejado crecer en los últimos 10 años, por eso estamos ahora optimistas de que esto pueda revertirse y podamos salir adelante .

Explicó que el vecino país del norte se interesa sobre todo por el costillar de cerdo para su mercado nacional y trata la pierna como un subproducto que exporta por debajo de sus costos de producción.

Informó que al año a México importan casi 400,000 toneladas tan sólo de pierna que ya representa cerca del 80% de los que se consume en el país de este producto, esto implica que fácilmente nos esté desplazado 300,000 vientres, que representa casi el 30% del mercado nacional .

El dirigente de los porcicultores informó que al cierre del 2013 el crecimiento en el sector se mantuvo en el promedio de los últimos años, es decir en 1.3%, resultado de las acciones entre ellas la Gira Gastronómica México Sabe , al final del 2014 se estaría pensando en crecimientos de al menos el 3%, por una parte debido al consumo interno y al incremento de las exportaciones.

pmartinez@eleconomista.com.mx