Como parte del proceso legislativo, la reforma a los artículos 107 y 123 de la Constitución deberá ser aprobada por la Cámara de Diputados para posteriormente ir a los congresos locales en donde se requiere de 50% más uno de los 31 congresos del país para ser promulgada; mientras eso sucede, abogados y académicos buscan impulsar cambios encaminados a incorporar los juicios orales que ya operan en materia mercantil y penal lo cual sería un hitazo , afirmó Arturo Alcalde Justiniani.

Es una oportunidad que se presenta en la vida para rediseñar todo el sistema. Habrá jueces nuevos y con ellos la posible implementación de los juicios orales que ayudarían a reducir mucho el tiempo de los mismos; experiencias internacionales demuestran que pueden durar hasta tres meses; además, si se considera que habrá un periodo previo de conciliación, la carga de trabajo sería menor .

Como parte de la ruta que debe seguir el nuevo modelo de justicia laboral, está el hecho de que se revise el tema sobre cómo va a funcionar el voto libre y secreto en los tres tópicos en los que está implicado: en la elección sindical, en la resolución de los conflictos intergremiales y en la firma de contratos colectivos.

El voto secreto era un sueño, ahora está en la Constitución (...) aún no podemos creerlo , aseveró Alcalde. A lo anterior se suma la forma en la que se deberán registrar los contratos, pues con ello se quiere romper con la existencia de los contratos de protección patronal, esos contratos que son representados por sindicatos fantasmas .

¿Habrá presupuesto?

Sin embargo, otro grupo de abogados refiere que es momento de saber si existen recursos para afrontar todos los cambios que supone la ley, pues de entrada tardará hasta una década para que terminen por desaparecer completamente las juntas de Conciliación y Arbitraje, es decir, que durante ese tiempo se deberá asignar un presupuesto para que sigan trabajando las juntas y, por otro lado, asignar recursos a un nuevo organismo.

Mientras no empiecen a funcionar los juzgados laborales, seguirán funcionando las juntas que tan sólo a nivel federal tienen más de 500,000 expedientes en proceso y en la Ciudad de México unos 100,000. Por eso le aseguro que en los próximos 10 años no veremos funcionando plenamente la nueva reforma , agregó el abogado laboral.

Además, hace falta que se establezcan realmente los alcances de la reforma, ¿en cuánto tiempo se contempla que disminuirán los juicios?, asimismo, es indispensable que se trabaje en las leyes secundarias y en la nueva redacción, para el Poder Judicial, de la Ley Federal del Trabajo.

[email protected]