Petróleos Mexicanos reflejó un subejercicio de 26% en su presupuesto de inversión para el 2019, y además de menores ventas con mayores costos, tuvo caídas en la elaboración de prácticamente todos sus productos, aunado a la pérdida neta financiera de 346,135 millones de pesos del 2019, y la reducción de 8.13% su producción petrolera.

Al 31 de diciembre del 2019, la estatal ejerció 201,500 millones de pesos en actividades de inversión, monto inferior en 26% al autorizado por el Congreso para el año, según el análisis del resumen financiero presentado por la empresa a inversionistas.

En actividades de exploración y producción petrolera, el monto autorizado fue de 210,700 millones de pesos, mientras que se ejercieron 182,300 millones, lo que implicó un subejercicio de 13.5 por ciento. En tanto, la producción petrolera cayó de 1.813 a 1.678 millones de barriles diarios en un año.

En lo que respecta a transformación industrial, el monto de inversión aprobado para el año fue de 57,500 millones de pesos y únicamente se ejercieron 13,500 millones de pesos, con un subejercicio de 76.5 por ciento. La elaboración de petrolíferos se redujo así de 740,600 a 726,000 barriles diarios en un año, y la de gasolinas de 207,100 a 203,500 barriles diarios.

El proceso de crudo en las refinerías disminuyó 3.2%, ubicándose en 592,009 barriles por día, mientras que la producción total de petroquímicos cayó a su vez 8% para ubicarse en 5.509 millones de toneladas, situación que la empresa justificó con la ejecución de mantenimientos que deberán comenzar a dar resultados a partir de este año.

Otras actividades de Pemex de subsidiarias, que desaparecieron para adherirse a transformación industrial y exploración y producción, también mostraron reducciones en el ejercicio del presupuesto para inversión, como las actividades de perforación y servicios, en que se ejercieron 1,500 millones de pesos, con un subejercicio de 44%, o las relacionadas con etileno, que tuvo un subejercicio de 33% al ejercerse 200 millones de pesos.

A la vez, el gasto de inversión en el corporativo se duplicó, con un ejercicio de 200 millones de pesos cuando se autorizaron 100 millones. En logística, se pasó a su vez de un monto autorizado de 1,200 a un ejercicio de 2,100 millones y en fertilizantes de 500 a 1,700 millones.

“Durante el 2019, Pemex ejerció su presupuesto de inversión atendiendo a principios de disciplina y austeridad, evaluando regularmente su portafolio de proyectos de acuerdo con las líneas estratégicas del Plan de Negocios, y canalizando los recursos hacia iniciativas para fortalecer la extracción de hidrocarburos y los procesos industriales”, aseveró la estatal.

A decir del analista Ramsés Pech, los ahorros en el combate al robo de combustibles no se reflejaron en aumentos en los ingresos de ventas porque éstas bajaron, manteniendo o elevando su costo.

La estatal petrolera ha perdido mercado en las terminales de almacenamiento y es una situación que el gobierno deberá atender cuanto antes, puesto que no llegará a las metas establecidas si vuelve a subejercer como lo hizo el año pasado.

Por ejemplo, el subejercicio de alrededor de 1,456 millones de dólares en exploración y producción hubiera significado, a precios de mercado, la perforación de hasta 35 pozos de desarrollo en aguas someras o una producción adicional de mínimo 50,000 barriles diarios, explicó.

“Pemex no llegará a la meta de producción si no bajan recursos de la Secretaría de Hacienda en forma rápida o permiten manejar su flujo de efectivo antes de impuestos”, explicó, “la empresa no tiene recursos en forma rápida en los tiempos que la operación lo pide; no podrá incrementar producción o al menos que alguien le ayude a tener dinero en forma anticipada a la operación”.

[email protected]