Las fusiones y adquisiciones aún resuenan para algunos actores de la industria de telecomunicaciones en México. La posibilidad de que Marcatel, por ejemplo, adquiera las operaciones de Maxcom arroja dos lecturas sobre la estrategia de la firma regiomontana, coincidieron especialistas entrevistados.

Una de ellas exhibe el interés de Marcatel por expandirse con ofertas al consumidor final y, una más, para robustecerse y generar valor para una eventual futura venta a un tercero de la entidad resultante de esta fusión.

NOTICIA:Maxcom agudiza su pérdida de ingresos y clientes

Marcatel ha hecho público su interés por comprar Maxcom, en caso de que esta empresa, a la que calificó de no haber sabido dar en el clavo , salga a la venta ante los negativos resultados financieros y de operación que la compañía arrastra desde hace varios trimestres.

Marcatel celebró los primeros 50 años de sus operaciones con el anuncio de una inversión de 50 millones de dólares para los próximos tres años. Al calor de los festejos, la compañía regiomontana también confirmó a la prensa su interés por Maxcom u otras oportunidades de compra que le hagan sentido a su operación, como la de expandirse a otros nicho de negocio; al residencial, por ejemplo.

Conviene, en tanto la adquisición de Maxcom pueda darle posibilidades de mayor permanencia en el mercado, aunque ésta sea en extremo apalancada, y sea además una estrategia para una eventual venta en su conjunto por un mayor premio. Es claro que ambos operadores por separado no tienen una generación de valor que lo que podría esperarse en su conjunto , dijo Ramiro Tovar Landa, experto en telecomunicaciones del ITAM.

NOTICIA: Maxcom impugnará multa del IFT por más de 31 mdp

Las empresas de telecomunicaciones pueden buscar consolidaciones no sólo para robustecer activos como su red de fibra óptica; también pueden hacerlo para ampliar su cartera de soluciones o llegar a otro tipo de consumidores sin necesidad de invertir desde cero. En este caso, el dar soluciones de transporte y para el mercado corporativo (como lo hace Marcatel) no está en conflicto con adquirir a una firma de servicios al consumidor masivo, pero tendría que conocerse una intención más concreta , dijo Jesús Romo, director de Telconomia.

undefined

Marcatel, la compañía que trajo a México las comunicaciones móviles con el beeper , ofrece un abanico de servicios corporativos de transporte de datos, resguardo en la nube; transmisión de video o Internet. Maxcom, por su parte, tiene su foco principal en la oferta de telefonía, Internet y video al usuario final.

Marcatel dice contar con una red de fibra óptica de 4,600 kilómetros de extensión que le permite una cobertura de México hasta Nueva York, en Estados Unidos. También tiene anillos metropolitanos de comunicación en las ciudades de México, Monterrey, Guadalajara y Querétaro. Y es además filial de Aldea Solutions Inc, que basada en Canadá presta el servicio de transporte de datos vía la fibra óptica.

Si Marcatel pretende comprarlos, una razón es por los anillos de ésta. Maxcom, por ejemplo, es muy fuerte en algunos lugares como Puebla y entonces le puede servir la red urbana que tiene Maxcom allí y que es bastante bueno (para servicios corporativos). Y también, porque quiere dedicarse a los clientes residenciales, que ellos aún no se dedican. Pero falta que Maxcom quiera venderse , dijo Salomón Padilla, vicepresidente de la Asociación de Telecomunicaciones Independientes de México (ATIM).

Maxcom atraviesa por una serie de complejos retos, principalmente financieros. En el último trimestre del 2015 vio caer 30.3% su flujo operativo, de 145 millones de pesos en el diciembre del 2014, a 101 millones en diciembre pasado.

Entre octubre y diciembre del 2015, Maxcom reportó una caída de 14.2% en sus ventas: 566 millones de pesos, frente a los 660 millones de un año atrás. Maxcom reportó para ese periodo una pérdida neta de 205 millones de pesos.

NOTICIA: Convergencia en telcos, ruta para matizar dominios

Y sobre Maxcom también pesan sanciones. Hace unos días, el IFT impuso una multa de 31.6 millones de pesos por incumplir con la calidad de servicio requerida. En agosto del 2015, el regulador también negó el refrendo de tres concesiones a Maxcom en 13 estados por no realizar a tiempo el trámite de renovación de títulos de espectro.

Pero Maxcom es una empresa que cuenta con una red de 7,200 kilómetros de fibra óptica, que cuenta además con otros 4,800 kilómetros en red de hilos de cobre y con oferta de servicios en 73 ciudades.

Maxcom tenía al 18 de marzo un valor de 2,748 millones de pesos en la Bolsa Mexicana de Valores, de acuerdo con Economática.

NOTICIA: Maxcom pide claridad en mercado de OTT

nicolas.lucas@eleconomista.mx

mfh