La Secretaría de Energía otorgó ya 11 permisos para importar gasolinas y 21 para traer diésel a 22 empresas nacionales e internacionales, además de que en la primera quincena de abril 32 diferentes empresas han presentado 62 solicitudes de importación de combustibles, lo que en volumen equivale a 11.5% del consumo total de gasolinas y 30% del consumo de diésel en 2015, y en valor son 89,776 millones de pesos, según las ventas internas realizadas por Petróleos Mexicanos (Pemex) Refinación.

De ser otorgados estos permisos para importar diésel, quedaría satisfecha por completo la importación de diésel que realiza Pemex, dejándole a la empresa estatal la comercialización del diésel que produce, ya que entre enero y febrero de este año, las compras al exterior de este combustible fueron por 101,172 barriles por día, equivalentes al 27.5% de la demanda del país.

En tanto, en el primer bimestre del año, el volumen de importación de gasolinas ascendió a 401,889 barriles diarios, que son 50.7% del consumo nacional, que es el universo potencial para los futuros importadores. Con el volumen solicitado para compras al exterior de terceros, Pemex reduciría sus importaciones a 39.2% de la demanda nacional.

Además, únicamente con los permisos solicitados este mes, las nuevas empresas importadoras están buscando traer al país 91,074 barriles diarios de gasolinas, equivalente a 22% de las gasolinas que importa Pemex.

Calidad

Según el Acuerdo que modifica al diverso por el que se establece la clasificación y codificación de Hidrocarburos y Petrolíferos cuya importación y exportación está sujeta a Permiso Previo por la Secretaría de Energía, publicado en el Diario Oficial de la Federación en diciembre pasado, los permisos importación tendrán una vigencia de 20 años, prorrogable por una sola ocasión hasta por la mitad de este plazo y se autorizará el volumen a importar solicitado por la empresa permisionaria que incluso puede pedir varios permisos si antes de tiempo concluye con el volumen solicitado y autorizado.

Según la Secretaría de Energía, tanto la gasolina como el diésel importados deberán cumplir con la calidad y los estándares internacionales en materia ambiental establecidos por la Comisión Reguladora de Energía (CRE) en la Norma Oficial Mexicana Emergente NOM-EM-005-CRE-2015 Especificaciones de calidad de los petrolíferos (NOM-005).

Dicha normatividad aplica a todos los productores, importadores, transportistas, almacenistas, distribuidores y expendedores al público. Así, cada lote de gasolina Premium y Magna, así como de diésel, que el país importa, es acompañado de un informe de componentes emitido por un laboratorio acreditado por un organismo de acreditación internacional y estar registrado ante la Secretaría de Economía (SE), a donde debe enviarse el informe referido vía electrónica, desde su país de origen.

Las empresas que solicitaron y obtuvieron permisos de la Secretaría de Energía estarán disponibles a partir de hoy en el portal del organismo.

kgarcia@eleconomista.com.mx