Los grandes impedimentos que tiene México para crecer no podrán ser resueltos solamente con la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), precisó la calificadora Moody’s.

El TLCAN ha facilitado la integración con la economía estadounidense, pero no ha remediado el bajo crecimiento, la productividad y los salarios de México. Las partes del TLCAN se están preparando para renegociar, pero esas conversaciones no remediarán los importantes impedimentos estructurales a largo plazo que tiene México para crecer , informó la calificadora.

Asimismo, aseveró que el tratado comercial ha mejorado la competitividad de las exportaciones, la complejidad de la producción y la integración de México con la economía estadounidense; sin embargo, México no ha alcanzado las tasas de crecimiento estelares que se esperaban de la liberalización de la economía, y las brechas salariales y de productividad con Estados Unidos se han ampliado .

Indicó que el desafío en México para crecer se le puede atribuir a la estructura de la economía ya que, si bien el sector manufacturero es de vanguardia y está orientado hacia afuera, existe un sector informal mucho más grande, formado por pequeñas empresas ineficientes que están desconectadas de la economía formal y los mercados de crédito .

Sin embargo, abundó en que la buena administración fiscal del país continúa apoyando la solvencia soberana. La moderación de los gastos en México ha sido un componente importante para mantener la sostenibilidad fiscal. Un aumento sustancial del ingreso tributario derivado de la reforma tributaria del 2013 destaca el fuerte marco de políticas de México y su disposición a implementar medidas para mantener un saludable balance de gobierno .

Con respecto a la brecha de los salarios entre Estados Unidos y México, Moody’s aseveró que ésta seguirá aumentando si el crecimiento de la productividad en el país sigue siendo limitado.

Si bien espera que el TLCAN contenga sólo cambios menores reglas de origen, normas ambientales, normas laborales, propiedad intelectual y el proceso de resolución de disputas el diferencial salarial entre los países preservará su competitividad en las exportaciones.

Los salarios reales en México son más bajos hoy que cuando el TLCAN entró en vigor. Así, aunque México ha podido mantener parte de su competitividad, los trabajadores mexicanos están en peor situación en términos reales , expuso.

[email protected]