El proyecto de Ley General de Adquisiciones, Arrendamientos y Servicios del Sector Público, elaborado por expertos independientes, plantea la creación de un Sistema Nacional de Contrataciones Públicas que permite aprovechar la información e inteligencia disponible, no solo para comprar a menor precio sino para potenciar la reactivación económica, necesaria en este momento.

El sistema, “tiene por objeto establecer principios, lineamientos, bases generales, normas, políticas y mecanismos de evaluación, coordinación y compartición de información para asegurar que los procedimientos de contratación pública de las oficialías mayores y lo entes públicos cumplan con los principios establecidos”, se menciona en el texto que ya está en manos de los legisladores.

Para el director de Transparencia Mexicana (TM), Eduardo Bohórquez, uno de los participantes en la elaboración del documento, el punto más importante es que se plantea abrir la discusión de una Ley General de Contrataciones, generando las condiciones mínimas para aprovechar los 2.3 billones de pesos de compras de gobierno al año de manera eficaz, para hacerlo con base en buenas prácticas de competencia económica y con inclusión a las pequeñas y medianas empresas.

El sistema referido en el proyecto de ley, “tiene por objeto establecer principios, lineamientos, bases generales, normas, políticas y mecanismos de evaluación, coordinación y compartición de información para asegurar que los procedimientos de contratación pública de las oficialías mayores y lo entes públicos cumplan con los principios establecidos”.

De acuerdo con el documento elaborado también por la Comisión Federal de Competencia Económica (Cofece), la Secretaría Ejecutiva del Sistema Nacional Anticorrupción (SESNA), el Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO) y México Evalúa, entre los integrantes del sistema deben estar: la Auditoría Superior de la Federación (ASF), el Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales (INAI) y las secretarías de Economía, Hacienda y Función Pública.

Respecto a las tareas de la ASF, cuya participación es esencial, se detalla que tendrá que desarrollar y establecer criterios estandarizados para la realización de auditorías y para el establecimiento y seguimiento de hallazgos y recomendaciones en la materia y auditorías preventivas, en tiempo real y de manera posterior a los procedimientos de contratación.

El nuevo instituto

Otra tarea estratégica del sistema es que sus integrantes tendrán la facultad de nombrar y, de ser necesario, remover al director del Instituto Nacional de Contrataciones Públicas, también de nueva creación.

Una de sus múltiples tareas será la de elaborar la propuesta de la Política Nacional de Contrataciones Públicas con base en el inventario de bienes y servicios disponibles, así como la proyección de necesidades a largo plazo y considerando los requerimientos presupuestarios y programáticos que correspondan, toda vez que en la actualidad no hay adecuada alineación de procesos.

[email protected]