La unidad mexicana de la armadora japonesa, Nissan informó este jueves que decidió adelantar a febrero algunos paros programados para el mes de marzo en su planta del estado Aguascalientes, en el centro del país, luego de una escasez de gas natural debido al clima gélido en Estados Unidos.

La automotriz japonesa agregó a Reuters en un comunicado que cambió "de manera rápida" la fuente de energía en algunas plantas mexicanas a gas licuado de petróleo (GLP) para mantener su nivel de producción.

Al menos cinco plantas armadoras asentadas en México han tenido afectaciones en sus operaciones debido a un suministro limitado de gas que ha obligado a reducir el consumo entre un 20% y un 30%, aseguró el jueves la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz (AMIA). Entre ellas figuran factorías de General Motors, Volkswagen, Audi y Ford.