El regulador de petróleo y gas de Texas notificó este jueves a los productores de la orden del gobernador de que los proveedores de gas natural del estado no realicen envíos fuera de Texas durante una mortal ola de frío.

Los días de temperaturas gélidas han causado la muerte de al menos 21 personas y han dejado sin electricidad a más de 4 millones de personas en Texas.

La helada cerró alrededor de una quinta parte de la capacidad de refinación del país, cerró la producción de petróleo y gas natural en todo el estado y afectó a la generación de energía en México, que importa el gas natural de Texas.

Sin embargo, la Comisión de Ferrocarriles de Texas, el regulador estatal del petróleo y el gas, probablemente no tiene autoridad para interferir en los contratos entre empresas para vender gas fuera del estado, dijo este jueves el comisionado Jim Wright en una entrevista.

Ciertamente, están centrados en vender todo lo que puedan en Texas, pero están obligados por contrato", dijo Wright, uno de los tres comisionados elegidos. "No estoy seguro de que tengamos autoridad para meternos en eso, ni tampoco quiero hacerlo".

Wright ha hablado con Enterprise Product Partners y otras empresas sobre la carta del gobernador y dijo que las empresas con gas natural extra ya están vendiendo en el mercado local siempre que es posible.

"Puedo decirle que cualquiera con un poco de sentido común que tenga gas extra está ciertamente tratando de venderlo en Texas porque el precio del gas en este momento es muy alto", dijo Wright, añadiendo que para el fin de semana, la crisis eléctrica en Texas es probable que se resuelva.

El mandato del gobernador Greg Abbott pide a los productores que "tomen todas las medidas razonables" para que el gas natural producido en Texas esté disponible para la generación de energía local.

El gobierno mexicano llamó el miércoles al máximo representante de Estados Unidos en México para presionar por la oferta de gas natural, ya que los cortes de electricidad en ese país han afectado a millones de residentes.

Texas exporta por un gasoducto a México y por barcos con gas natural licuado (GNL) desde las terminales de Freeport y Corpus Christi.