Con la puesta en marcha de los programas de infraestructura para el sur-sureste que desarrollará el actual gobierno en el 2020, Navistar International, fabricante de camiones, estima vender 1,500 unidades a través de financiamiento para el hombre camión, adelantó José Alfredo Chacón, director general de Navistar Financial.

El directivo de la financiera precisó que el reto es la venta de tractocamiones y camiones nuevos y seminuevos, equivalente a un volumen total de entre 1,500 y 2,000 millones de pesos en la comercialización.

“Con los programas de infraestructura que habrá del gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador, habrá necesidad de que los transportistas modernicen su equipo para poder estar en la jugada y generar valor. Hemos empezado las consultas con los secretarios de Economía de los estados para ver las necesidades y eso permite ir a ver empresas”, comentó en entrevista.

A través de Nacional Financiera (Nafin) y Bancomext, la empresa estadounidense de pesados operará varios programas para impulsar la renovación de flotas entre los empresarios pequeños y micro.

La apuesta de AMLO es detonar la zona sur-sureste de México, considerada por el jefe del Ejecutivo como la “más pobre”, y por ello, enfocará el plan nacional de infraestructura sexenal en dicha región para la construcción de la refinería Dos Bocas, el proyecto del Tren Maya y el corredor transístmico, entre los principales.

Ante dicho panorama, las empresas proveedoras de bienes y productos se preparan para ser parte de este desarrollo económico.

Es por ello que el directivo de la Financiera de Navistar dijo: “En el mercado del sureste podemos captar para el 2020, unas 1,500 unidades y soy conservador, tanto de nuevos y seminuevos”.

“Tenemos experiencia en financiamiento y pedimos que nos presenten sus  propuestas de adquisición y eso es más que suficiente para dar crédito y responder. Hay trajes a la medida”, destacó José Alfredo Chacón.

Navistar International mantiene una participación de 25% en el mercado, hasta el primer semestre del año, y apuesta a vender entre 12,000 y 14,000 unidades en México.

La fabricante de camiones fue una de las proveedoras al gobierno de AMLO para la adquisición de pipas para transportar combustibles para hacer frente a la coyuntura del huachicol, a principios de año.

[email protected]