El director regional de NH Hotel Group, Massimo Baldo, explicó que la empresa está apostando por instalarse en ciudades como Monterrey, Guadalajara y Aguascalientes, debido a que representan un polo de desarrollo y crecimiento económico.

En entrevista con El Economista aseguró que esto es parte de la actual estrategia del grupo, donde se busca instalarse en las regiones del país que están mostrando mayores inversiones y la llegada de grupos empresariales, para así poder conquistar a las ramas de turismo de reuniones y de negocios.

“Esta apuesta por las tres entidades es parte de la estrategia de expansión del grupo, donde estamos apostado por el mercado de América Latina, que es uno de los de mayor prioridad.

En América Latina hay actualmente 65 hoteles operando, la idea es que en los próximos tres o cuatros años haya un total de 100 hoteles. La mitad de esos 35 adicionales estarían ubicados en México, es un país que tiene un incremento de turistas cada vez mayor, y que cada vez está diversificando su turismo”, expuso.

Enunció que en México actualmente hay 17 hoteles abiertos y en los próximos dos años se sumarán cinco hoteles, siendo la región del Bajío la de mayor prioridad.

“Los próximos serían en Guadalajara, Monterrey y Aguascalientes. Siempre estamos apostando por la región del Bajío, que es de las más competitivas del país y siempre está a la vanguardia. Creemos que el turismo es realmente el nuevo petróleo y México lo tiene”, acotó.

Sobre cuáles fueron los criterios de selección para instalarse, el empresario acotó que se efectuaron estudios sobre factores económicos y poblacionales, así como el número de empresas instaladas.

“Hicimos un estudio de los factores económicos más importantes así como el número de empresas que están instaladas en cada región de México. Así pudimos identificar cuáles son las que representan un atractivo, son zonas que siguen desarrollándose. NH está enfocado al viajero urbano y de negocio”, subrayó.

Massimo Baldo refirió que después de la apertura de los complejos en las entidades —los cuales estarían provistos para abrir en la segunda mitad del 2021 o en el primer trimestre del 2022— los objetivos serían Tijuana, en Baja California, y la región del Pacífico.